Libertad de expresión en Venezuela en su nivel mas bajo.

Por NotiCensura : viernes, mayo 02, 2014
Un grupo defensor de la democracia con sede en Washington dice que la libertad de prensa en América Latina llegó a su nivel más bajo en cinco años, encabezada por Venezuela, donde el gobierno reprimió la cobertura de las protestas antigubernamentales.
Freedom House dice que solo 2% de los latinoamericanos viven en países con una prensa libre, 67% en países catalogados como parcialmente libres y 31% en países calificados como no libres.
Periodistas y sus familias también han sido intimidados y atacados con resultados mortales en México y Honduras, dice el informe, que también destaca que en Cuba, el gobierno permitió en 2013 que la popular bloguera disidente, Yoani Sánchez, realizara una gira mundial.
A nivel mundial, Freedom House indicó que Corea del Norte ocupa el peor lugar entre 197 países y territorios analizados por el grupo.
La directora del proyecto Karin Karkekar dijo a la Voz de América que en 2013, solo una de cada seis personas en el planeta tuvo acceso a una prensa libre.
“Vemos intentos de controlar o manipular el mensaje, el creciente uso de propaganda, de tratar de influenciar el contenido editorial en anticipación. Después lo que también vemos es una represión y acoso a los blogueros y a la gente que usa esos medios para sacar información”, indicó.
El informe cataloga a Irán y Siria cerca del fondo de la lista, destacando una tendencia en el Medio Oriente, que Freedom House dice tuvo la mayor declinación en la libertad de prensa.
Jeff Seldin, periodista de la Voz de América, dice que “Aún algunos países con una historia de libertad de prensa vieron esas libertades erosionadas, incluyendo Estados Unidos. Freedom House destacó esfuerzos del gobierno por acosar periodistas, especialmente aquellos que informan sobre asuntos de seguridad nacional”.
Como ejemplo se cita que en EE.UU. el Departamento de Justicia está presionando a un periodista del New York Times para que revele sus fuentes confidenciales y que el gobierno obtuvo datos telefónicos de periodistas de Associated Press.