UNASUR Fustiga a Venezuela: Están al margen de los DDHH

Por NotiCensura : sábado, mayo 24, 2014
Los cancilleres miembros de la Unasur sesionaron en Galápagos, Ecuador y dieron 
respaldo al Sistema Interamericano de los DDHH EFE
La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el ente de integración apuntalado por el fallecido presidente Hugo Chávez, ayer emitió un comunicado en el que promueve la adhesión de todos los países del continente a la Convención Americana de los Derechos Humanos (Pacto de San José), del cual el Gobierno de Chávez se retiró en el año 2012.

El consejo de cancilleres del bloque reunido en Galápagos, Ecuador, en su resolución solicitó al "secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que, hasta septiembre 2014, realice consultas directas sobre las preocupaciones y desafíos de cada Estado no parte del Pacto de San José, y presente un informe sobre el particular al Consejo Permanente de la OEA, a fin de proponer soluciones técnicas, jurídicas y políticas para su plena membresía en el Sistema Interamericano de los Derechos Humanos".

Venezuela no solo denunció la Convención de los DDHH, sino ha fustigado intensamente a la OEA y junto con Guyana son los únicos Estados de la Unasur que están fuera del Pacto de San José. En todo el continente 11 Estados de 34 no acogen la Convención de los Derechos Humanos.

El canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, cuestionó ayer la situación: "Si son 34 países de la OEA y solo 23 nos acogemos y respetamos el Sistema Interamericano, no está bien; 34 países deciden lo que 23 deben cumplir, por eso hemos trabajado mucho por la universalización", dijo, según reseña del diario El Universo, de Ecuador.

Rechazan sanciones

La instancia rechazó la iniciativa legislativa que, según un acuerdo de ese organismo, se tramita en EEUU para sancionar a funcionarios de Venezuela en relación con las protestas que se viven desde febrero.

Cancilleres y funcionarios del bloque suscribieron un comunicado en el que indican que las sanciones vulneran el principio de no intervención en asuntos de otros Estados y afectan al proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolana, reseña Efe.

Además, son "un obstáculo" para que el pueblo venezolano "pueda superar sus dificultades con independencia, en paz y en democracia", dijeron los ministros de Exteriores reunidos en Ecuador.

El canciller Elías Jaua indicó que la iniciativa estadounidense ha sido aprobada por el Comité de Relaciones Exteriores del Senado para sancionar a "funcionarios que han estado al frente de la restitución del orden público y de la garantía de la paz y la estabilidad para el pueblo venezolano" que, desde febrero vive protestas en las que han muerto más de 40 personas.

Entre ellos figuran funcionarios militares y policiales, gobernadores de estados y la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, según dijo Jaua durante rueda de prensa celebrada al término de la reunión ministerial.

El ministro dijo que la iniciativa estadounidense prevé también financiar con quince millones de dólares a grupos opositores venezolanos, sin tener en cuenta "si ejercen la política de manera pacífica" o actúan de forma violenta.

Denuncia de injerencia

Jaua hizo la denuncia de "la injerencia sistemática" del Gobierno de EEUU en los asuntos internos de Venezuela.

El canciller dijo que "el Gobierno y el Senado de los Estados Unidos de América, haciendo alarde de su pretendida hegemonía, ha venido incumpliendo sistemáticamente con la obligación internacional de la no injerencia en los asuntos internos de Venezuela, al desarrollar toda una línea de acciones de carácter declarativo y legislativo, con el fin de emitir juicios de valor negativos sobre la atención que el Estado venezolano ha dado a las acciones violentas de naturaleza vandálica y delictiva, ejecutadas por grupos armados y violentos, de sectores de la oposición política venezolana".

Hizo referencia a las iniciativas legislativas sobre "la defensa de los derechos humanos y la sociedad civil en Venezuela" que cursan en el Congreso norteamericano y señaló al respecto: "La eventual aprobación de una legislación estadounidense que establezca sanciones de carácter unilateral" (..) "es real e indudablemente una muestra irrefutable de la reiterada inobservancia por parte del Gobierno de los Estados Unidos de América, del principio fundamental de la no intervención en los asuntos internos de otro Estado".

Ayer, la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Mary Harf, declaró sobre el tema: "Hemos sido muy claros en que no estamos teniendo ningún papel o interfiriendo en lo que esta pasando en Venezuela".

Añadió que "todo lo que hemos dicho constantemente es que las partes necesitan dialogar para encontrar una forma de seguir adelante, pero el Gobierno no ha mostrado voluntad de hacerlo todavía".

FUENTE El Universal