Venezuela pierde las neuronas.

Por NotiCensura : jueves, junio 12, 2014

El país pierde a los más preparados. Mayoría de venezolanos en el exterior alcanzan nivel educativo de magíster. Casi todos los emigrados tienen instrucción universitaria. En el exterior logran mejores niveles de formación. La mayoría hicieron maletas tras el paro petrolero de 2002 y las elecciones presidenciales de 2012.
La situación de emigración de venezolanos se hace cada vez más pronunciada con la crisis que actualmente se vive en el país. Delincuencia, mala calidad de vida, falta de empleo y escasez son algunos de los motivos por los cuales los ciudadanos deciden irse a otro país.
Buscando oportunidades donde sí puedan explotar sus habilidades y cualidades, los venezolanos agarran sus maletas y van en busca de su sueño más preciado. La fuga de cerebros incrementa y no hay quien detenga la oleada de salidas del país.
El sociólogo Tomás Páez, profesor de la Universidad Central de Venezuela, encabeza un grupo de investigadores que adelantan un “Estudio de la Comunidad Venezolana en el Exterior”. Aunque la indagación todavía no ha culminado, los datos preliminares revelan que la comunidad criolla que se encuentra residenciada en otras latitudes posee un alto grado de preparación académica. “Esta realidad produce consecuencias profundas en áreas como el emprendimiento, la inversión, la empresa, las universidades y centros de investigación, tanto en Venezuela como en el país que los venezolanos han escogido como lugar de residencia”.
El estudio se realiza en conjunto con otros profesionales del Observatorio Hannah Arendt, La Fondation Maison des Sciences de l’Homme y l ’ École de Hautes Études en Sciences Sociales de Francia. La misma tiene como propósito caracterizar a la comunidad venezolana que actualmente se encuentra viviendo fuera de las fronteras.
Los investigadores desean indagar sobre cuál es el perfil del emigrante venezolano, sus condiciones social, razones por las que se fue, relación que tiene con el país donde reside y cómo ve su relación con Venezuela, así como la relación que mantiene con el país en el que vive en la actualidad, además de sus aspiraciones, percepciones y cómo visualiza su futuro. Los datos se obtienen a través un cuestionario que crearon los expertos con un total de 27 preguntas.
La mayoría de los emigrantes venezolanos se fueron con el grado de instrucción universitaria, de acuerdo a los datos que ha arrojado el estudio. En porcentajes, aproximadamente 36% de los venezolanos que residen fuera del país son licenciados, 46% posee maestría, 12% doctorado, 4% son técnicos superiores universitarios y tan solo el 2% se van siendo bachilleres. En sumatoria, al menos el 94% poseen un altísimo nivel de preparación, y son los países de destino los que reciben todos los beneficios de esa fuga de cerebros.
Páez cuenta que entre las profesiones que más se destacaron en los cuestionarios revisados estuvieron los petroleros, comunicadores sociales, médicos e ingenieros. Las profesiones de estos venezolanos coincidieron con los sectores de trabajo que son más afectados actualmente por la crisis en Venezuela.
LA POBLACIÓN DISMINUYE 
A la preparación se suma el dato referido a la cantidad de venezolanos en el exterior. De acuerdo a estimaciones conservadoras, las migraciones representan el 4% de la población, en números significaría alrededor de un millón de personas. Cifras menos conservadoras indican que tal porcentaje podría estar rondando 6%, que representa aproximadamente más de millón y medio de ciudadanos. Los datos revelan que el país se transforma de receptor de inmigrantes en un país de despedidas y huidas.
Una cifra preliminar muestra que ese millón y medio de personas se dividen en varios países, como Estados Unidos, que tiene alrededor de 260 mil venezolanos; España, 200 mil; Italia, 150 mil; Panamá, 35 mil; Francia, 35 mil y otros países como Colombia, Canadá, Chile, Argentina, Portugal y otros con la misma cantidad aproximadamente.
EN PROCESO 
Según Páez, el estado actual de la investigación es “sumamente halagador”. Más de 700 cuestionarios han sido debidamente rellenados, se han realizado más de 40 entrevistas a profundidad, a través de Skype o personalmente (cuando es posible), varias historias de vida se han conocido y varios focus groups han sido aplicados en algunos países, en los que han participado miles de venezolanos en todo el mundo.
El volumen de participación convierte a ésta en una investigación única: global y en red, en la que han intervenido venezolanos de más de 32 países.
Los investigadores, en su afán de mostrar los resultados, pensaron que la presentación es un motivo para crear un espacio de encuentro y que el mismo debe aprovecharse con el fin de mostrar la realidad y los datos del fenómeno de la emigración de los ciudadanos venezolanos en el mundo y los motivos fundamentales de tal decisión.
Contribuir a fortalecer las organizaciones de las que se ha dotado la comunidad venezolana en el exterior.
De tal manera, al finalizar con el análisis y procesamiento de los datos, se podrá realizar un “Observatorio de la Comunidad Venezolana en el Exterior” que permitirá acercar a la comunidad venezolana, sus organizaciones, mostrar sus problemas y realidades, personalidades e instituciones del país en el que residen.
Esto permitirá además que se puedan establecer acuerdos con otras organizaciones en materia de derechos humanos y defensa de los emigrantes venezolanos y crear un clima más llevadero en el país donde se resida. También será una plataforma de comunicación para aquellos que aún mantienen a sus familias en Venezuela y deseen tener un acercamiento más directo.
Posteriormente, la idea es profundizar en el tema de la Migración venezolana, junto con nuevos investigadores y universidades, a la vez que se pueda expandir el proyecto hacia otros países como España, Estados Unidos, Colombia, Canadá, Portugal, entre otros.
Actualmente, los investigadores están buscando espacios para mostrar los resultados de dicho estudio a la vez que tienen las puertas abiertas para recibir más aportes a la investigación; sin embargo, por falta de recursos no se ha podido llegar a la etapa final de la investigación. El profesor Tomas Páez destaca que el procesamiento de los resultados para esta investigación necesita tiempo, ya que varias de las preguntas requieren un análisis más profundo.
CUANDO LA POLÍTICA OBLIGA A IRSE
El tema de la emigración de venezolanos preocupa a diferentes sectores. Tony de Viveiros, integrante de la organización Venmundo, cuenta que el fenómeno de la emigración del venezolano data desde que Hugo Chávez llegó al poder, pero más específicamente en los años 2002-2003 cuando sucedió lo del paro petrolero y las consecuencias que se produjeron, como el despido masivo de trabajadores de la industria. Otro pico ocurrió tras las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012, cuando Chávez fue reelecto.
Venmundo es una organización que busca tejer una red de venezolanos en el exterior para crear una comunidad internacional, inicialmente surgió como un modelo de político para movilizar el voto antichavista fuera de las fronteras. Viveiros, analista político e internacional, especialista en seguridad internacional, dice que en el país no hay organismos que manejen cifras sobre la cantidad de venezolanos que residen actualmente en el exterior y que los datos de las cuales se tienen conocimientos son obtenidos a través de estudios o de estadísticas de organizaciones foráneas.
De acuerdo a la experiencia que ha podido recoger Viveiros, los ciudadanos comenzaron a salir de país en busca de oportunidades y nuevas formas de vida, en mejores condiciones y con más estabilidad. A esto se unió la creación de paginas web con asesoría para emigrar, y medios de compras de boletos aéreos que se ofertaban de forma muy atractiva para aquellos que ya deseaban irse del país.
Según los registros electorales de otros países, se pudiera tener una cifra sobre los venezolanos que residen fuera de país, sin embargo, dado que los consulados no siempre están al alcance de los ciudadanos venezolanos en el exterior, es difícil tomar eso como una forma de medir la emigración.
De Viveiros dijo que para evitar que el fenómeno de la emigración siga aumentando, el gobierno debe acabar con los problemas que trajo la crisis y proporcionar, en principio, oportunidades de empleo para profesionales en todas las áreas, y si regresaran, aprovecharlos con sus nuevas capacidades y competencias, garantizarles seguridad social, alimentaria y de salud, y por último, terminar con la persecución política que actualmente afecta al país.
GÉNESIS GABRIELA HERNÁNDEZ
Fuente: Tal Cual Digital