BUSCANDO AL BULLY MAYOR : Venezuela habría solicitado ayuda a Putin para amenazar intereses de Shell

Por NotiCensura : martes, julio 29, 2014
ND / Juan José Mollegas / 28 jul.- El ex embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Diego Arria, explicó que la decisión del gobierno holandés de liberar al nominado cónsul venezolano en Aruba, Hugo Carvajal, tiene relación directa con los intereses económicos que unen a ambas naciones.

Según explicó Arría a El Nuevo Herald, hay una vinculación importante entre dos petroleras "simbólicas" de cada país: “Shell (con mayoría de capitales holandeses) y PDVSA, el símbolo de la corrupción chavista”.

"La Shell, empresa anglo-holandesa, que tiene intereses en Rusia y Venezuela, tiene millones de holandeses con sus fondos de retiro invertidos en sus acciones, y cuando tocas a la Shell, los tocas a ellos", comentó Arria al asegurar que el gobierno venezolano también habría solicitado la ayuda de Vladimir Putin, que presionó para la liberación de Carvajal.

Shell, sigue Arria, "tiene negocios importantes aquí, así que es fácil concluir que lo que estaba en juego no era si "El Pollo" Carvajal era o no diplomático acreditado y aceptado por el Reino de Holanda. No era ni acreditado ni aceptado. Negarse durante siete meses a aceptarlo es más que una rechazo diplomático clarísimo", y concluyó que "Shell tiene una importantísima influencia en la política exterior de Holanda".

Shell y PDVSA son socios en uno de los mayores proyectos energéticos de Venezuela: Petroregional del Lago S.A. o PERLA, que está compuesta en un 60% por capitales estatales venezolanos y un 40% por ciento holandeses. Además Según explica el mismo sitio web de Petroregional del Lago S.A, "la compañía tiene convenios de asistencia técnica con PDVSA para dar soporte a los complejos de refinación de Paraguaná y El Palito".

Por otra parte Arria precisó que es llamativo que Holanda haya declarado persona no grata a Carvajal luego de aceptar su inmunidad diplomática y que al mismo tiempo le advirtiera que no podría pisar su territorio bajo la posibilidad de ser arrestado.