GOBIERNO MEDIOCRE : AD pide al gobierno proteger a trabajadores de ensambladoras en vez de importar carros chinos.

Por NotiCensura : lunes, agosto 04, 2014
Notitarde / Valencia 3 ago 2014.- Este domingo, el vicepresidente nacional de Acción Democrática, Antonio Ecarri Bolívar, informó que dos de las medidas más urgentes que debería emprender el actual gobernador de Carabobo, Francisco Ameliach, para impulsar el sector automotriz en el estado y salvar unos 700 puestos de trabajo.

Se trata de exigir al Ejecutivo Nacional la paralización de los despidos de trabajadores de las empresas Chrysler de Venezuela, General Motors, Macusa, entre otras, así como la de parar la importación de unos 13 mil vehículos chinos anunciada en días pasados.

Estas declaraciones fueron emitidas por el dirigente de AD enmarcados en el diálogo que dirigentes de la tolda blanca han propiciado con el ejecutivo regional para impulsar el sector económico de la región, y así evitar la pérdida de unos 100 mil puestos de empleos afectados por la paralización de buena parte de la planta industrial de Carabobo.

Durante el encuentro efectuado en el despacho del gobernador la semana pasada, Francisco Ameliach anunció que en los próximos días sostendrá reuniones con el sector automotriz, razón por la cual Antonio Ecarri Bolívar sugiere que mientras se resuelve el problema con las ensambladoras de vehículos, que forma parte de un proceso a mediano y largo plazo, es necesario tomar urgentemente estas dos medidas preventivas.

“En el Ministerio del Trabajo existen 119 expedientes de calificaciones de despidos contra los trabajadores de la empresa Chrysler de Venezuela y 500 presentadas por la empresa General Motors. En la empresa Macusa la cifra es de 75 de las 150 personas que están en la nómina. Toyota y Ford no han hecho la petición, pero ya informaron a los sindicatos que tienen que hacer recortes de personal. La situación es preocupante porque en el país varias ensambladoras están paralizadas debido a que se han agotado los inventarios, las que están laborando fabrican solo 10 unidades diarias, cuando anteriormente tenían capacidad de 300 y 400”, expresó.

Ecarri considera que los trabajadores no pueden ser las primeras víctimas de todo este dislate económico, en el cual se le da prioridad a la importación de vehículos en detrimento del desarrollo interno del sector. “Sería un contrasentido que mientras se dialoga para resolver el problema de las ensambladoras de vehículos se vaya a importar la bicoca de 13 mil carros chinos, lo que sería la estocada final a la industria que la liquidaría definitivamente”.

Recordó que el presidente de Favenpa, José Luis Hernández, ha dicho a los medios de comunicación que el descenso en el ensamblaje de vehículos comenzó desde el año 2007, pues de fabricarse 200 mil unidades anuales, se llegó solo a 72 mil unidades en 2013. “Ahora la producción de un mes se ha logrado cubrir en un semestre, siendo ésta la peor cifra en mucho tiempo”.

Precisó que en Carabobo, estas empresas son las que generan mayor número de empleos, pues aquí se encuentran ubicadas más del 70% de las compañías automotrices.

Antonio Ecarri afirma que, aunque las conversaciones puedan ir al ritmo que sea, en AD existe el criterio de que deben tomarse estas dos medidas preventivas para que cese la angustia de más de 8 mil familias (de manera directa) que hoy ven su sustento en peligro por los despidos en las ensambladoras, y de más de 100 mil familias (indirectas) que ven otra amenaza en la importación de los más de 13 mil carros chinos.

“Congelar procedimientos de calificación en las Inspectorías del Trabajo y frenar, por ahora, la importación masiva de vehículos es lo que le proponemos al gobernador Ameliach, para que se lo solicite de urgencia al Presidente de la República Nicolás Maduro. Sin esas dos espadas de Damocles pendiendo sobre las cabezas de los trabajadores carabobeños podremos seguir las conversaciones”.

Manosalva solicita “seriedad” en situación del Metro

Por su parte, el presidente de la asociación civil “Un millón de amigos por el Metro”, Guillermo Manosalva, pide al Gobierno Regional que en el diálogo establecido con representantes de Acción Democrática, se trate “seriamente” el tema del Metro de Valencia.

Manosalva indicó que si la situación se maneja de tal forma, le permitirá a las distintas fuerzas políticas carabobeñas presentar y acordar un entendimiento público que logre concretar un instrumento financiero en una Ley de Endeudamiento en la Asamblea Nacional, “para que proporcione fluidez de recursos monetarios en el tiempo al plan de inversión”.

Por otro lado, dijo que la asociación civil Un millón de amigos por el Metro, “está a la orden” para presentar una propuesta “sencilla y válida” que estudie la situación.

Manifestó que está dispuesto a “coadyuvar en las presiones que el Ejecutivo Regional debe ejercer a través de la participación y el protagonismo del ciudadano común organizado, ante el Gobierno Nacional”, manifestó.

Asimismo, recordó que en los últimos cuatro años, la paralización del Metro ha afectado economicamente los ingresos de los comerciantes en el eje comercial “más dinámico de la ciudad”.

“Son cerca de mil 200 ciudadanos en la calle, por el cierre y disminución de los puestos de trabajo, producto de la larga inutilización de los espacios inconclusos del subterráneo, contribuyendo esta situación en buena parte con el problema económico que vive el Estado”, señaló.

Sin embargo, el ingeniero Manosalva calificó de positivo el diálogo entre las representaciones de Acción Democrática y el gobierno del estado Carabobo. “Esperamos que las propuestas sean debidamente escuchadas y priorizadas por el gobernador y se puedan concretar las promesas de concluir en el tiempo previsto la obra”, dijo.