NARCO-MILITARES : Gobierno continua protegiendo a sus Narcos con posiciones diplomáticas.

Por NotiCensura : lunes, agosto 04, 2014
La unión cívico-militar es uno de los pilares fundamentales que sustentan la doctrina bolivariana gestada por Hugo Chávez, que se ha afianzado desde hace año y medio. Cuentas de esto lo da la presencia significativa de miembros de la FANB en cargos diplomáticos, en ministerios e institutos del Estado. El gobierno tiene militares retirados a cargo de las embajadas de Rusia, Argentina, Brasil, Austria, Chile, Guatemala, México y Portugal, así como el consulado de Boston.

El ex embajador Milos Alcalay señaló que la creciente militarización evidencia la dependencia del presidente Maduro de la FANB porque se sustenta en los uniformados para mantenerse en el poder. Cree que el mandatario ha ampliado la tendencia castrense mediante una estructura horizontal, contraria a la verticalidad de Chávez.

“Maduro necesita compartir los centros de poder para mantenerse. En el área diplomática esto ocasiona una desprofesionalización del servicio exterior que se une a la estructura de militantes que ejercen como embajadores; los militares están regados en embajadas en países estratégicos para el gobierno, esto choca con el ideario latinoamericano que ha enfrentado el militarismo”.

Indicó que como se ha configurado un Estado militarista, los diplomáticos castrenses tienen vínculos de poder con los uniformados en gobernaciones, alcaldías, ministerios y otros organismos. “Al dejar la estructura interna, muchos militares tienen posibilidades de un premio de consolación en el exterior”, aseveró.

Expresó que es emblemática la presencia de militares en las embajadas de Brasil y Portugal, dirigidas por el almirante Diego Molero Bellavia y el general en jefe Lucas Rincón Romero, respectivamente, quienes fueron ministros de la Defensa. En la nación sureña varios miembros del Alto Mando han sido asignados luego de pasar a retiro, en tanto Rincón lleva años en el país europeo desde que fuese designado por Chávez.

Héctor Quintero, también ex embajador, manifestó que en gobiernos anteriores hubo militares fungiendo como diplomáticos, aunque no fue significativo. Refirió el caso del general Antonio Briceño Linares, que durante el gobierno de Rómulo Betancourt fue embajador en Italia; y el del general Fernando Paredes Bello, fue ministro de la Defensa en el primer gobierno de CAP pasó a embajador en Francia durante la gestión de Herrera Campíns.
El general Raúl Salazar, luego de ser el primer ministro de la Defensa de Chávez, asumió como embajador en España.

Distribución. Francine Jácome, presidenta del Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos, señaló que el fortalecimiento castrense de Maduro ha hecho que algunos sectores comiencen a llamar “militar-cívico” al gobierno.

Indicó que el incremento del generalato propicia su ubicación en ministerios e institutos porque en la Fuerza Armada no hay tantas plazas disponibles.

El vicealmirante retirado Jesús Briceño García, ex comandante de la Armada, afirmó que los cargos de los uniformados fuera de la FANB son importantes para la unión cívico-militar, según la cual se emplean los medios castrenses para controlar a la población. “La estructura de este Estado es concebida de tal forma que el estamento militar controla los mecanismos de seguridad y desarrollo”, indicó.

Posiciones claves
Después de ocupar cargos en la estructura de mando de la Fuerza Armada varios oficiales retirados pasaron al servicio exterior designados por Hugo Chávez y ratificados por Nicolás Maduro.

El mayor general Juan Vicente Paredes Torrealba, ex comandante del Ejército, es el embajador en Rusia. También presidió el Instituto de Transporte y Tránsito Terrestre. El general en jefe Lucas Rincón Romero, ex ministro de la Defensa y de Relaciones Interiores, representa al país en Portugal.

El almirante Diego Molero Bellavia salió del Ministerio de la Defensa a la embajada en Brasil el año pasado. El ex comandante del Ejército Noel Martínez Ochoa es el cónsul en Boston. Antes fue embajador en Jamaica. Los generales retirados Carlos Eduardo Martínez Mendoza y Alí Uzcátegui Duque, ex jefe de inteligencia militar, son los embajadores en Argentina y Austria, respectivamente. Martínez, que también fue presidente de Corpozulia, es compañero de promoción de Chávez (1975). Otro compañero del comandante es el general Arévalo Méndez Romero, actual embajador en Chile. Fue viceministro de Relaciones Exteriores y secretario de Chávez.

El general Orlando Torrealba Jiménez, ex director de operaciones del Ejército, es el embajador en Guatemala, y el general Hugo García Hernández en México; anteriormente estuvo en Rusia.