VALORES DE LA REVOLUCIÓN : Crimenes 'grotescos' son la normalidad en Venezuela

Por NotiCensura : lunes, agosto 11, 2014
El torso desnudo de una mujer de contextura gruesa fue encontrado por transeúntes durante la madrugada del domingo en la avenida Oeste 12, entre las esquinas de Maderero a Puente Nuevo, en el centro de Caracas.

El cadáver de piel morena tenía dos heridas por arma blanca en el pecho y en el costado izquierdo. Entre la cadera izquierda y el pubis se apreciaba un tatuaje de rosas rojas unidas a través de los tallos. El cuerpo fue segmentado en el cuello, los antebrazos y ambos muslos.

Los homicidas la abandonaron durante la madrugada del domingo. La colocaron entre la basura esparcida alrededor de un contenedor blanco. “Al principio creí que se trataba de un maniquí”, relató uno de los vecinos de la zona, que lo vio en la mañana antes de que llegasen funcionarios de la PNB.

Los residentes del sector colocaron bolsas negras sobre los restos de la mujer y notificaron a la policía. A las 8:00 am llegaron agentes de la División contra Homicidios del Cicpc para hacer las primeras diligencias. Entre los desperdicios encontraron la cédula de identidad de una mujer, pero se desconoce si ese documento pertenece a la víctima.

Mientras los policías realizaban el levantamiento del suceso, una mujer se acercó al lugar ante la sospecha de que la víctima fuese su hija de 20 años de edad. Dijo entre sollozos que al enterarse de lo sucedido la llamó varias veces a su celular y no contestó. A las 10:00 am, finalmente, la joven atendió a sus llamados.

Los agentes revisaron en las adyacencias, pero no encontraron el resto del cuerpo. Se presume que los cortes fueron hechos con un cuchillo cuando la mujer ya había fallecido.

Este es el tercer cuerpo desmembrado que se localiza en Caracas en menos de un mes. La primera víctima fue el comerciante José Maia Sardinha, de 39 años de edad, cuya cabeza y manos fueron halladas en la avenida San Martín, el 12 de julio. Diez días después fueron encontrados, cerca de un kiosco de la calle Beethoven de Colinas de Bello Monte, tres morrales con partes humanas empacadas en bolsas que pertenecían a Simón Perdomo Salazar, de 22 años de edad.

No es la primera vez que restos humanos son abandonados entre las esquinas de Maderero y Puente Nuevo. El 2 de abril de 2013 los indigentes que deambulan por el sector hallaron en el mismo contenedor bolsas que contenían las extremidades y la cabeza de Carlos Enrique Rada, de 28 años de edad.

FUENTE El Nacional