Con 65.000 casos en el país, tratamiento de Chikungunya debe ser con Acetaminofen (QUE NO HAY!)

Por NotiCensura : miércoles, septiembre 24, 2014
Ante las denuncias de escasez, la semana pasada, Nancy Pérez Sierra, ministra de Salud, anunció que repartirían 428.000 tabletas de acetaminofén en la red hospitalaria del país. El lote alcanzaría para unas 20.000 personas, a quienes se les receta una tableta cada 6 horas. Este fármaco es el indicado para el dengue, del que se reportan 45.000 casos este año, y para chikungunya, de la que el Ministerio de Salud confirma 398 casos, aunque la Red de Sociedades Científicas calcula que podría estar afectando entre 65.000 y 120.000 pacientes.

El repunte de la fiebre ha encendido las alarmas. De acuerdo con el Boletín Epidemiologico 37, se reportaron 128.209 casos fiebre entre el 7 y el 13 de septiembre. “En este momento lo que estamos considerando es que todo proceso febril agudo se considere chikungunya hasta que se demuestre que es dengue”, indica Elia Sánchez, vicepresidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología.

Al menos en los primeros cinco días o hasta que se descarte mediante exámenes de sangre si se trata de dengue o chikungunya, el tratamiento debe ser exclusivamente a base de acetaminofén para controlar, sobre todo, la fiebre. “Lo ideal es manejarlo como un potencial dengue al medicar, porque hay medicinas que pueden desarrollar manifestaciones hemorrágicas”, apunta Moraima Hernández, jefa de la unidad de Infectología de la Maternidad Concepción Palacios.

El infectólogo Julio Castro, investigador del Instituto de Medicina Tropical, dice que también el paracetamol puede recetarse en estos casos. “Tiene los mismos componentes del acetaminofén, pero paracetamol es el nombre europeo”.

Los especialistas recomiendan mantener hidratado al paciente, que tome mucha agua y lleve una dieta que pueda tolerar, basada en sopas y alimentos licuados. Los baños y compresas con agua fría también contribuyen al control de la temperatura.

Ambas enfermedades tienen síntomas parecidos: fiebre, dolor y erupciones. En el chikungunya el dolor se concentra en las articulaciones (codos, rodillas, muñecas, tobillos) y en el dengue es general y muscular.

Contraindicaciones. “Existe la posibilidad teórica de que el paciente tenga las dos patologías, porque las produce el mismo vector. Los dos virus están circulando actualmente, sobre todo en la zona central del país”, indicó Hernández. Ante ese supuesto y ante la dificultad de diferenciación clínica, la experta recomienda descartar el uso de antiinflamatorios no esteroideos (Aines), como el ibuprofeno, el diclofenac potásico y sódico, o la novalcina, que pueden fomentar el desarrollo de hemorragias.

Una vez ha sido descartado el dengue podrían usarse algunos medicamentos del grupo Aines para actuar sobre el dolor articular o antialérgicos que disminuyan el prurito, explica Sánchez. “En pacientes con enfermedades de base que tienen que ver con las articulaciones, los dolores son más intensos. En esos casos podría llegarse al uso de medicamentos con pequeñas cantidades de esteroides”.


Prevenir desde casa

-Utilizar ropa de colores claros, especialmente al amanecer y anochecer, que es cuando hay mayor presencia de mosquitos.

-Poner mosquiteros para quienes estén enfermos o exista la sospecha.

-Eliminar los criaderos. Se pueden formar en cualquier estancamiento de agua limpia: floreros, tobos con agua, cauchos con agua de lluvia, incluso en el plato de agua de las mascotas.

-Un repelente casero muy popular, aunque no se ha demostrado su eficacia científicamente, es la aplicación de vitamina B12 mediante cremas. Otros recomiendan dosis tomadas para mayor efectividad.

-Sumergir clavos de olor en alcohol durante cuatro días y agregar el líquido en crema o en aceite para bebé repele a los mosquitos. Esta receta no debe utilizarse en niños. El alcohol puede afectar su piel.

-Los crisantemos y la flor de jazmín también funcionan como repelente. Poner algunas flores en la casa ahuyenta los mosquitos.

FUENTE El Nacional