Muere niño de 5 años en Vargas con sintomas similares a las victimas de Maracay

Por NotiCensura : martes, septiembre 16, 2014

Médicos del Hospital Central de Maracay informaron que hay otro paciente de cinco meses de nacido con síndrome febril hemorrágico agudo. “Su condición es estable”, aunque presenta fiebre alta y manchas en la piel. El domingo pasado falleció en ese centro asistencial Franklin Fossi, de 40 años de edad, por insuficiencia respiratoria aguda, fiebres, sangrado y manchas en la piel. Antes había ingresado al hospital con síntomas de chikungunya y fue dado de alta.

En el Seguro Social de San José, en Maracay, Yordi Bracho, de 28 años, proveniente de Choroní, ingresó el viernes con dolor en una pierna. “Al principio pensaron que era flebitis, tenía una mancha roja, pero ahora tiene toda la pierna hinchada, morada y con burbujas de sangre”, contó su esposa Carolina Gautier. Presentó fiebre desde el viernes hasta el domingo. “Los médicos me dicen que el enrojecimiento avanzó muy rápido, y no saben qué es lo que tiene”. La semana pasada, Bracho presentó síntomas del chikungunya, pero había mejorado.

En Vargas, donde el chikungunya también se ha extendido, murió el domingo un niño de 5 años con un cuadro similar a los casos de Aragua. Tomás Guerra, pediatra de Materno de Macuto y presidente del Colegio Médico de Vargas, informó que el menor ingresó después de más de 12 horas con vómitos. Sus padres informaron que tenía una semana con fiebre alta y erupciones en la piel. Durante ese tiempo recurrieron al tratamiento casero, porque suponían que era chikungunya, que junto con el dengue ha afectado a toda la familia. Residen en Montesano, donde la mayoría está afectada por los virus febriles. "Suponemos que fue un dengue con chinkungunya. Estamos esperando los estudios para determinar las causas del fallecimiento", dijo Guerra.

La semana pasada, murió Miguel Carrillo, de 39 años de edad, en el hospital de Pariata media hora después de ingresar con fiebre alta y dolores articulares como los que produce el chikungunya.

FUENTE El Nacional