RUNRUNES : Octubre 29

Por NotiCensura : miércoles, octubre 29, 2014

ALTO

LA SALIDA. Un reporte muy completo de la periodista @ronnarisquez buscando analizar las causas de la intempestiva salida del Mayor General Rodríguez Torres de la cartera de Interior y Justicia arrojó ocho posibilidades principales, a saber: a) Tiene responsabilidad en la muerte de cinco miembros del Frente 5 de Marzo en un presunto enfrentamiento con el Cicpc; b) Presión de los colectivos; c) Enfrentamiento entre radicales de izquierda y los grupos militares del chavismo; d) El asesinato del diputado Robert Serra; e) Se le acabó el tiempo. Le tocaba salir;  f) Por haber dejado en evidencia la vulnerabilidad del gobierno en materia de seguridad; g) La participación de sus escoltas en los homicidios del 12F y h) Defender al Cicpc, desafiando al Presidente. Su investigación está en www.runrun.es. De allí partimos a otras hipótesis que de una u otra forma tiene alguna relación con las mencionadas. Según reveló la periodista Sebastiana Barráez, en el programa de César Miguel Rondón, el lunes 27/10/14, @el presidente Maduro sacó al mayor general del despacho de Relaciones Interiores porque él se negó a destituir a la directiva del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Habiendo estado al frente, como superior de ese organismo, el día de los acontecimientos en el edificio Manfredir el ministro no podía hacerle eso a sus subalternos. MRT no quiso además que se detuvieran y se les siguiera juicio a los policías acusados. Esta versión creció días después pues señalaron otras fuentes que la Fiscal General Luisa Ortega habría insistido en enjuiciarlos y hasta habría asomado su renuncia de no hacerse el procedimiento. Buena excusa además para los que en el “alto” gobierno no tragaban al ministro y lo habían mandado a retiro para poder hacerlo “político del PSUV”. Otra información crucial para entender su remoción la dio el periodista de Política, Pedro Pablo Peñaloza, publicando en su blog “Los datos de triple P” las infidencias de una reunión que sostuvo el ministro Rodríguez Torres con diputados del PSUV en la AN el lunes 20 de octubre. “El Cicpc fue muy atacado en la reunión’, detalla un legislador que participó en este encuentro”. En su análisis, Peñaloza recuerda la estrecha amistad que hay entre el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, y Rodríguez Torres, pero relata que un sector de la bancada chavista en la AN criticaba -no públicamente- al titular de Relaciones Interiores y cuestionaba el ataque a los colectivos: “Esa gente es nuestra” decían. Entre los detractores del exministro, menciona a los diputados Elvis Amoroso, presidente de la comisión de Política Interior; Freddy Bernal y Darío Vivas; además de los gobernadores Tareck El Aissami, Ramón Rodríguez Chacín, Francisco Rangel Gómez, Alexis Ramírez y Ramón Carrizales. Otros cuestionamientos al ahora exministro Miguel Rodríguez Torres estaban referidos al manejo de una agenda propia y la acumulación de poder gracias a su control sobre tres importantes cuerpos de seguridad del Estado: la Policía Nacional Bolivariana (PNB), el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Un patriota cooperante apuntó que para cancelar la marcha anunciada por los colectivos afectados, el Gobierno habría desembolsado una ingente suma de dinero con la promesa de la expulsión de RT del MIJP. Sin embargo, la periodista Elizabeth Fuentes alertó en su cuenta de Twitter @fuenteseliz: “Lo grave no es que un General Ministro haya caído por presión de los colectivos. Lo más grave es que los colectivos se lo crean”. Faltan quince días para saber a dónde lo enviará Maduro, como le anunció al momento de sacarlo de su entorno. Tras todo esto, si nombran comandante de la Guardia Nacional al general Néstor Reverol, pieza clave dentro del mundo militar del gobernador El Aissami, enemigo jurado de Rodríguez Torres desde hace años, el reacomodo militar-civil será más incómodo que cómodo en los días por venir. Como el Gobierno -que se ufana de atacar a quienes informamos- no informa y cuando lo hace no dice la verdad, todo es posible en esta dimensión desconocida roja rojita por lo demás abusiva y engañosa. Puro show con petróleo bajo e importado, inflación altísima, escasez abundante y criminalidad desbordada. Lo que sienten por igual civiles y militares que no están en la “pomada”…


MEDIO

¿NIÑERA ARMADA? Aún recuerdo aquella foto del entonces ministro de Secretaría de la Presidencia, Alfredo Peña, en 1999, comenzando el régimen de Chávez -en lo que sería uno de los primeros “shows mediáticos” que en 15 años se han reproducido por miles- mostrando un cheque por la supuesta venta de los aviones de Pdvsa en los que se habían dado “colitas” a funcionarios y personas ajenas a la industria. Cuando los robolucionarios, criollos y foráneos, descubrieron el uso de la aviación petrolera  se convirtieron en clientes de esas “colitas” de tal forma que Pdvsa ha comprado decenas de aviones ejecutivos para regalar o asignar  a Fidel y Raúl Castro; a Evo en su momento; a Zelaya por un tiempo y a cualquier funcionario de medio pelo que se le antoje siempre con la venia del Comandante eterno o de su heredero.    El petróleo a más de cien dólares y el sentimiento de nuevo rico con poder global estimularon al Caudillo a reproducir al millón por ciento lo que fueron los vuelos de la otrora seria y eficiente Pdvsa, ejemplo global y productora de divisas. Por ello se ha llamado a la flota petrolera “Pdvsa Airlines”. En el año 2006, aquí denunciamos la compra de más de media docena de Falcon 900 para esos fines y las adquisiciones de esa y otras marcas continuó sin cesar. El incidente brasilero de la última “colita” donde en Sao Paulo detuvieron a la “niñera de la familia Jaua” por cargar en su maletín un revolver S&W 38mm. con municiones adicionales, es el perfecto ejemplo de la doble moral del chavismo-socialismo-militarismo del siglo XXI. Ayer se decía que la colita era por un tema médico pero anteayer que era para participar de los jolgorios de la victoria de Dilma. De cualquier manera, la improvisación y la confianza de que en los demás países se violan las normas como aquí los hizo toparse con las leyes brasileras e internacionales. Si se iba a llevar un arma en un vuelo privado o comercial se debía informar a la embajada del país en Caracas y a la embajada venezolana en Brasilia para que ambas avisaran a las autoridades del aeropuerto paulista. La misma confianza que tuvo Pdvsa con aquel vuelo ajeno del 4 de agosto de 2007 que llevó a Buenos Aires al contratista Guido Antonini Wilson con $ 800 mil en billetes para “negocios” y apoyos en la campaña de la señora Cristina Kirchner.  Burla al país en cada acción de la roja cotidianidad de tres lustros…
@nelsonbocaranda
www.runrun.es

Runrunes