(LA MEDIOCRIDAD DE IZARRA NO TIENE PRECEDENTES) Chavismo utiliza foto de periodista detenido para promocionar turismo.

Por NotiCensura : viernes, enero 30, 2015
Con motivo de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid, que se celebra esta semana en España, representantes del gobierno de Venezuela han lanzado una campaña orientada a atraer extranjeros al país.

"Amamos a Venezuela... por recibir a extranjeros como a uno de los suyos". Llamativamente, el eslogan está acompañado por una fotografía del periodista del Nuevo Herald Jim Wyss, quien a finales de 2013 fue detenido por las autoridades y permaneció 48 horas en prisión.

"Lamentablemente, usan una fotografía mía cuando llegué al Aeropuerto Internacional de Miami tomada en noviembre de 2013. El motivo por el que estoy tan feliz en la foto es porque regresaba a


Estados Unidos después de haber estado 48 horas detenido por las autoridades en Venezuela", escribe Wyss en un artículo publicado hoy en la edición online del Nuevo Herald.



A través de su cuenta personal en la red social Twitter, el periodista se había interrogado sobre la campaña de Telesur.

"¿Accidente o ironía?", escribió junto a la fotografía de la publicidad.



Además, Wyss se refirió a la participación venezolana en la Fitur de España: "Debe ser una ardua tarea (la de promocionar el turismo extranjero), si se tiene en cuenta que es uno de los países más peligrosos del hemisferio y que, además, está al borde de una guerra civil".

Hacia el final del artículo de hoy del Herald, el periodista ironiza nuevamente sobre el eslogan de la campaña: "Si se considera que todavía hay docenas de personas arrestadas por protestar el año pasado, tal vez la propaganda tenga razón".

Jim Wyss fue detenido a principios de noviembre de 2013 en Táchira, en la frontera con Colombia, cuando hacía un reportaje sobre la escasez de alimentos en Venezuela. Fue liberado 48 horas después, tras los pedidos tanto de los editores del diario en el que trabajaba como de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

En ese momento, el presidente de la SIP, Claudio Paolillo, calificó el episodio como "una nueva muestra de intolerancia de un régimen que día tras día demuestra su menosprecio por la labor periodística y la libertad de prensa".
 
FUENTE Infobae