Según Bank of América inflación en Venezuela podría llegar a 1000% en 2015.

Por NotiCensura : viernes, enero 02, 2015

El economista Francisco Rodriguez de Bank of America Corp aseguró que Venezuela corre el riesgo de tener una inflación de 1.000% el próximo año si el presidente Nicolás Maduro no devalúa la moneda, publica Analitica

Bajo el sistema actual, el gobierno de Venezuela vende los dólares que obtiene de las exportaciones de petróleo a descuento, lo que conduce a que se deba imprimir moneda extra para cubrir las necesidades de gasto doméstico.

Los controles de divisas que limitan el acceso de los venezolanos a dólares han dado lugar a un mercado negro, en el que la divisa estadounidense se obtiene a 172 bolívares, en comparación con los tipos de cambio aprobadas oficialmente que van de 6,3 a alrededor de 50 bolívares por dólar, según los informes económicos.

“Si no se hace un ajuste, estamos casi seguros de tener una inflación de tres dígitos y no me sorprendería ver la economía virando en la inflación anual de cuatro dígitos”, asegura Rodríguez.

El economista resaltó que en el país se “tiene que imprimir dinero para financiar el déficit y se está ejecutando un déficit debido a que sus ingresos en bolívares son demasiado bajos”.

“Se convierte en un círculo vicioso (…) La impresión del dinero conduce a la inflación, lo que lleva a una sobrevaloración que ocasiona a la impresión de más dinero”, dijo Rodríguez.

Los datos oficiales más recientes es que la inflación anual en Venezuela fue de 63.3%, el más alto en el mundo. Una estimación basada en la depreciación del bolívar en el mercado negro es de 183%, según Steve Hanke , profesor de Economía Aplicada de la Universidad Johns Hopkins y director del Proyecto de Troubled Monedas en el Instituto Cato.

Hanke destaca que “sin acceso a los mercados internacionales de capital y la caída de los ingresos de las ventas de petróleo, Maduro es dependiente de los préstamos de los aliados o de la impresión de más dinero para tapar su creciente déficit presupuestario”.

” Si continúan con su bienestar social y programas de redistribución de los ingresos, van a ser obligados a ejecutar la imprenta a un ritmo cada vez más acelerado “, dijo Hanke. ” Hay una tremenda presión sobre ellos para mantener el gasto y sus fuentes de financiación se han secado”, concluyó el profesor.





Etiquetas: