Esposa de Leamsy Salazar, directora del banco Bicentenario, también sefugó con secretos.

Por NotiCensura : domingo, febrero 01, 2015
La esposa del capitán Leamsy Salazar es Anabel Marina Linares Leal, una capitán del Ejército venezolano, que se desempeñaba como director suplente del estatal Banco Bicentenario, reseña Efecto Coyuyo. Linares Leal además es la primera mujer graduada en la Academia Militar de Venezuela. En julio de 2006 recibió su sable de manos del presidente Hugo Chávez. “Es la primera mujer que en este patio, en esta patria, del Ejército Libertador, va a recibir el sable de subteniente habiendo pasado cinco años en esta Academia Militar” dijo aquella vez el mandatario en un acto de pase a retiro a oficiales que ya habían cumplido 30 años de servicios y en la graduación a su vez de de 611 alféreces y guardiamarinas egresados de la Academia Militar, Escuela Naval, Escuela de Aviación y Guardia Nacional venezolanas.

La segunda esposa de Salazar fue ascendida el pasado julio de 2014 al grado de capitán. Además, en febrero de 2014 fue nombrada directora suplente del Banco Bicentenario, según el decreto presidencial número 776, publicado en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela, número 40.349.
La joven mujer oriunda de Cabimas, estado Zulia contrajo nupcias con Salazar el pasado mes de diciembre. Luego junto a su pareja huyó del país y desde Madrid viajaron a Washington. Antes, mientras estaban en uno de los países de su ruta de huida, tanto ella como su esposo pidieron la baja de la Fuerza Armada venezolana.
Debido a su conocimiento de las finanzas del país hay quienes consideran que pueda aportar información a las autoridades de Estados Unidos.

Las conexiones de la esposa del Capitán Salazar

La deserción del CC. Salazar sacó del anonimato a este oficial naval que por casi la totalidad de su carrera no estuvo en la Marina de Guerra, sino al servicio de la seguridad primero de Chávez y luego de Cabello. En su huida disfrazada de luna de miel lo acompañó su esposa Anabel María Linares Leal, una atractiva asimilada del Ejército que venía desempeñándose como asistente de importantes jefes que ocupaban altos cargos en importantes instituciones financieras del Estado. Digo que es asimilada porque su nombre no aparece en el libro de promociones de la Academia Militar de Venezuela. En esas organizaciones se manejan enormes recursos como el Banco de Venezuela, Banco del Tesoro, Banco Central de Venezuela y Ministerio del Poder Popular de Economía, Finanzas y Banca Pública. En estos cargos se hizo asistente personal del Gen. Rodolfo Clemente Marco Torres, el actual zar de la economía.
La Tte. Linares era amiga cercana del Cnel. Juan Carlos Luján Tovar quien durante la presidencia de Chávez fue encargado de cuidar personalmente a las hijas del presidente. Esa cercanía al grupo familiar lo convirtió casi en parte de la familia y testaferro de Chávez. Luego de su muerte asumió esa responsabilidad con las jóvenes herederas. Parte del dinero fue invertido en los EEUU en la casa de bolsa Global Markets. Esa empresa tenía una agencia bursátil en Miami dirigida por el corredor de valores venezolano Ernesto Luján emparentado con el Cnel. Luján. Entre 2008 y 2012 el Bandes dirigido por el Tte. Andrade hizo importantes inversiones en bonos y notas estructuradas en esta empresa. Parte de ese dinero fue utilizado para financiar al PSUV y para gastos personales de Chávez.
La encargada de manejar la cuenta del Bandes en Global Markets en Miami era la VP de Finanzas María de los Ángeles González. La señora González fue detenida junto con Luján y otros corredores de bolsa por el FBI el año pasado al comprobarse una estafa al Bandes por $66 millones. La fiscalía venezolana le echó tierra al asunto y el Tte. Andrade salió ileso. La información anterior muestra la intrincada red financiera a través de la cual el difunto presidente manejaba discrecionalmente los fondos públicos del Bandes. Para todos los efectos las cuentas del Bandes se manejaban como si fueran personales de Chávez y de allí salían fondos utilizados por él y su familia. La Sra. González, el Sr. Luján y otros corredores están en prisión pagando una larga condena. Los funcionarios de alto rango del Bandes y Ministerio de Finanzas no han sido tocados ni con el pétalo de una rosa.
Con respecto a la esposa de Salazar lo importante es destacar que ella se movía en las altas esferas del chavismo y gracias al Cnel. Luján era cercana a las hijas del difunto. Esta relación le permitía acceso a información sobre movimientos de dinero en dólares en los EEUU. Estas transferencias en efectivo son de carácter secreto y pueden haber sido de carácter ilegal, por lo cual su valía para las autoridades de EEUU es elevada. La esposa del capitán Salazar puede ser una pieza importante para dejar en evidencia el celestinaje financiero con el cual saquearon a Venezuela. En todo caso la deserción de la esposa de Salazar debe preocupar enormemente a la cúpula chavista que ha depredado a Venezuela.
PD. He recibido aclaratorias de oficiales indicando que luego de mi retiro en 1991, fue cambiada la Ley Orgánica de la FAN en 1995. Esos cambios alargaron la carrera de los militares profesionales en cada grado. Legalmente la aplicación de la nueva ley debía iniciarse con los nuevos cadetes que se graduarían en el año 2000, porque las leyes no tienen carácter retroactivo. Si esta ley lo fue, yo lo desconocía. Si Chávez la aplicó ilegalmente a los graduados antes del 2000, como es el caso de Salazar, no habría estado retardado para su ascenso a Cap. de Fragata. Eso no cambia el espíritu del análisis que hice de su caso en mi anterior artículo.