(TERRORISTAS ROJOS) Nisman había incluido a embajador Venezolano en su denuncia.

Por NotiCensura : domingo, febrero 01, 2015

Luego de que la noticia diera la vuelta al mundo, el caso Nisman ahora rebota en Venezuela. Esto se debe a que el fiscal argentino que apareció muerto en su apartamento de Buenos Aires había incluido a un funcionario chavista dentro de una maniobra con el objetivo de encubrir a los responsables de uno de los peores atentados terroristas que haya sufrido Argentina, reseña Infobae.

En las casi 300 páginas que componen la acusación que iba a presentar ante el Congreso argentino al día siguiente de su muerte, Nisman mencionó en ocho ocasiones a Venezuela y remarcó el nombre de su embajador Roger Capella, a quien incluyó dentro de una serie de hechos y personas que participaron en una cruzada por librar de culpa y cargo a los iraníes señalados por la explosión de una camioneta que en 1994 sufrió la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en la que fallecieron 85 personas y más de 300 resultaron heridas.

Entre varios de los alegatos de su denuncia, Nisman incluyó al mencionado diplomático venezolano como uno de los organizadores de una manifestación que nueve años atrás se pronunció en contra de una sentencia que en ese momento ordenaba la captura de siete ex funcionarios iraníes.

“Capella fue quien en noviembre de 2006 incitó a Luis D’Elía -piquetero oficialista argentino- a realizar una movilización contra la Justicia argentina por el atentado a la AMIA”, afirmó Nisman en su denuncia que finalmente no pudo presentar en persona.

“La protesta en repudio a la decisión de la Justicia argentina, realizada en la sede diplomática de Irán y liderada por D’Elía -con participación del referente iraní en Argentina, Jorge ‘Yussuf’ Khalil- había sido incitada por el entonces embajador de Venezuela en Buenos Aires, Roger Capella”, reiteró Nisman.

Silencio venezolano

Si bien la actual administración de Nicolás Maduro no ha dicho algo al respecto, en diciembre de 2006 Capella encendió la alarma de la dirigencia política argentina, y fue el propio Hugo Chávez quien lo admitió, según publica el periódico venezolano El Universal.

En su primera conferencia de prensa tras ser reelegido en 2007, Chávez dijo entre sus primeros anuncios que cambiaría a su embajador en Argentina luego de que sus actividades causaran “malestar” en el gobierno de Néstor Kirchner.

Pero como si esto fuera poco, el por entonces titular del Palacio de Miraflores confirmó que su colega argentino lo había llamado “preocupado” por los movimientos de su representante en el Cono Sur. “El embajador Capella no regresa a Buenos Aires”, afirmó aquella vez el fallecido mandatario venezolano. Y su sentencia se transformó en realidad.

A raíz del resurgimiento de la vinculación del embajador chavista con la causa AMIA, el diputado venezolano Williams Dávila, del opositor partido Acción Democrática, ya anunció que pedirá una investigación sobre el caso.

Durante la próxima sesión que se llevará a cabo en la Comisión de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional, les planteará a los demás diputados que aborden la gravedad de las noticias que en Argentina empiezan a relacionar a Venezuela y su embajador en 2006 con el caso Nisman.

“Eso no es ingenuidad política, forma parte de una estrategia que se repite en el resto de los embajadas”, aseguró Dávila. Y concluyó afirmando: “En la medida que un gobierno se relaciona con movimientos antisistema, a la larga puede terminar apoyando causas terroristas”.