(CUERDA DE FLOJOS, VAGOS Y CRIMINALES) La AN solo ha sancionado una ley en el 2015.

Por NotiCensura : martes, abril 07, 2015
Aunque el gobierno de Nicolás Maduro desmienta que Venezuela está sumida en una profunda crisis, desde el seno del PSUV son conscientes del descontento de gran parte de la población y, por eso, ya miran atentamente las próximas elecciones parlamentarias de este año, reseña INFOBAE.

En lo que va de 2015, la Asamblea Nacional apenas dio sanción a una ley: la Habilitante, que le otorga al presidente bolivariano "superpoderes" y así poder gobernar por decreto.

Stalin González, coordinador de la bancada opositora y enlace del bloque con la Mesa de Unidad, aseguró que la falta de productividad de la Asamblea Nacional en este primer trimestre del año es una mera estrategia para invisibiliza
rlo, según consigna El Nacional.

"Con esto buscan también bajarles el volumen a las elecciones parlamentarias, que la gente no vea el Parlamento como un poder que sirva de contrapeso al Gobierno, que la gente no tenga entusiasmo por esa elección. Si la AN está invisible, la gente no se interesa", consideró.

"Tampoco las comisiones han trabajado mucho; la Comisión de Defensa por ejemplo, se ha reunido sólo dos veces", agregó González.

En tres meses, apenas seis sesiones fueron llevadas a cabo: cuatro especiales (aniversario de la muerte de José Félix Ribas, aniversario de la muerte de Alí Primera, entrega de memoria y cuenta de los ministros, y entrega del informe de gestión de la Fiscalía y la Contraloría), una solemne (memoria y cuenta del presidente de la República) y la sesión de instalación.

Ni siquiera se dio continuidad a las leyes que fueron iniciadas el año pasado: gestión del territorio, acceso al conocimiento, semillas, comercio electrónico, parto humanizado y las reformas de la ley del IVIC y del código civil

Los debates propuestos por la oposición tampoco fueron atendidos en la AN, que cuenta con una clara mayoría chavista. Diputados de la MUD solicitaron el debate e investigación de las denuncias de narcotráfico en el gobierno realizadas por un ex jefe de seguridad presidencial, las sospechosas cuentas el banco HSBC, la situación de los presos políticos y el supuesto depósito de comisiones exorbitantes de funcionarios del gobierno en la Banca Privada de Andorra. Sin embargo, ninguna de ellas fue siquiera debatida.

"En un país con serios problemas de escasez e inflación, la mayoría pesuvista se ha negado a discutir las denuncias de corrupción. Se aferraron al discurso antiimperialista, pero no permiten un debate sobre las acciones de Guyana sobre el Esequibo. Se hace un anuncio de venta de 1.500 millones de dólares en oro y eso no se discute", concluyó González.