Maduro rompe con Fedecamaras y rechaza cualquier diálogo y propuesta.

Por NotiCensura : miércoles, abril 22, 2015

Caracas, 22 abr (EFE).- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, rechazó hoy cualquier tipo de diálogo con Fedecámaras, la patronal de las grandes empresas, y descartó desmantelar los controles estatales de cambio de divisas y de precios de los productos de consumo masivo que están en vigor desde 2003.

“Habráse visto mentalidad de gente prepotente que dice: ‘Maduro debe liberar los precios’. ¡Al revés va a ser; atentos!. ‘Maduro debe liberar el cambio y entregarnos los dólares a nosotros’. ¿Los dólares del pueblo para ustedes?”, se preguntó en una alocución televisada.

El control estatal sobre las divisas y los productos básicos fue instaurado en 2003 por el entonces presidente Hugo Chávez, mentor y antecesor de Maduro, tras un fallido golpe de Estado y una posterior huelga general, acciones lideradas por los dirigentes de entonces de Fedecámaras.

Fedecámaras sigue “en guerra con el país y con el pueblo”, afirmó hoy Maduro tras ordenar a sus ministros sacar de sus agendas eventuales encuentros con el presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, y con directivos de las empresas que asocia ese gremio.

Maduro le encomendó al presidente de la Federación de Industriales Pequeños, Medianos y Artesanos (Fedeindustria), Miguel Pérez Abad, nombrado a inicios de año comisionado presidencial para enlaces con los empresarios, anunciar a Roig su decisión.

“Que dé la bienvenida a los empresarios que quieran trabajar” con el Gobierno y que a la vez “sirva de portavoz ante Fedecámaras y le diga a Jorge Roig que se le acabó el tiempo, que se acabaron las manos extendidas y las sonrisitas a Fedecámaras”, remarcó.

“Fedecámaras es la responsable de todo el sabotaje y la guerra económica por debajo y me va a tener a mi de frente”, sostuvo Maduro tras subrayar que en ello será “irreductible”.

“Ah, porque creen que uno es bobo y ellos los vivos. Ellos son los ‘vivobobos’”, sostuvo en alusión a Roig y a otros dirigentes de Fedecámaras que creen, remarcó, “que el país sin ellos no puede funcionar”.

Maduro acusa los empresarios asociados en Fedecámaras de secundar una “guerra económica”, a su juicio propiciada por la oposición para dar al traste con su gestión, que tiene como efectos una aguda escasez de productos y su venta ilegal en el “mercado negro” o su salida a países vecinos como contrabando.

Estos empresarios conforman un “grupito” dedicado a sabotear, pero “poniéndolos de lado, Venezuela se va a liberar”, sostuvo.

“Escuchen ministros, esto es una orden en el plan que estamos haciendo: debemos liberarnos de monopolios, roscas y grupitos de la oligarquía pelucona. No el próximo año. ¡Es ya!”, exclamó.

Maduro dijo que en los actos por el Día del Trabajador del 1 de mayo anunciará los detalles de su “plan económico”.

El presidente de Fedeindustria le ha recomendado alzas de precios y a la vez de sueldos y salarios para apuntalar la lucha contra prácticas especulativas como el contrabando y el mercado paralelo.

“Necesitamos precios armonizados con el entorno internacional” de tal forma que la diferencia sea mínima, principalmente con la vecina Colombia y, paralelamente, “incrementar los sueldos y salarios”, declaró Pérez Abad recientemente.

El responsable de Fedeindustria ha advertido de que el contrabando se ve estimulado porque los productos en Venezuela, importados o producidos en el país, internamente valen “menos de lo que piden afuera” por ellos, y que lo mismo acontece con el llamado “mercado negro” nacional.

Entonces, ha sugerido Pérez Abad, se deben “armonizar sueldos y salarios con los precios” para evitar “que el gran esfuerzo que hace el Gobierno” para ofrecer productos a precios bajos se esfume en el llamado “mercado negro” y con el contrabando hacia Colombia, que el Gobierno calcula llega al 40 % de la oferta nacional. EFE

Via Noticierodigital