(COMUNISMO SALVAJE) Los asesores de Maduro utilizan lenguaje sacado directo de Corea del Norte y la URSS.

Por NotiCensura : martes, abril 21, 2015
"La violencia antichavista adopta cada vez formas más complejas y salvajes, de la guarimba al sicariato, del sicariato a la paramilitarización de las bases radicales de la oposición: el fascismo. " Este párrafo fue escrito para Nicolás Maduro por los asesores de la Fundación CEPS(Centro de Estudios Políticos y Sociales, con sede en Valencia). Decenas de documentos a los que ha tenido acceso ABC prueban cómo la institución a la que pertenece o ha pertenecido toda la cúpula de Podemos, desde Pablo Iglesias hasta Íñigo Errejón pasando por Carolina Bescansa y Luis Alegre, construyó el argumentario político del chavismo.

Cobraron un mínimo de cuatro millones de euros de los presupuestos venezolanos, pero no trabajaban para el país, sino para el chavismo. Los asesores de CEPS dictaban a Hugo Chávez y a su sucesor, Nicolás Maduro, los argumentos para neutralizar a la oposición y la propaganda del régimen.

En ocasiones usaban un lenguaje propio de Corea del Norte que recuerda al Gran Hermano que describió George Orwell en su obra «1984». Aprovechando un acto de entrega de viviendas, los asesores de CEPS dictaron esta reflexión: «La Gran Misión Vivienda Venezuela va más allá de satisfacer una necesidad: articula la Suprema Felicidad Socialista transversalmente a partir de la vivienda (nuevo territorio para la Suprema Felicidad y la irreversibilidad socialista y solidaria)».
Los documentos prueban que el principal objetivo era destruir a la oposición y construir un «relato hegémonico socialista». En el argumentario para la inauguración de una escuela infantil, la fundación afín a Podemos recomendó a Maduro dar «pasos significativos en la construcción de un nuevo relato hegemónico socialista: las bases de misiones como núcleo real y palpable del avance en la construcción del nuevo estado socialista de la suprema felicidad. Eficiencia + Chavismo + Legado del Comandante Supremo + Proyección de Futuro». Se trataba de «erigir una nueva institucionalidad, el andamiaje de un nuevo edificio político que supere los vicios e ineficiencias del Estado rentista burgués».

La tutela ideológica de CEPS era tal que hasta sumistraban la «munición» para combatir a los opositores. Una nota titulada «viaje de Capriles a España» dictaba la contrarréplica: «Este viernes, el gobernador del estado de Miranda y líder opositor, Henrique Capriles, aseguró tras su viaje a España que se había reunido “con líderes de izquierda y no de derecha”, en referencia al expresidente del Gobierno español, Felipe González (PSOE)».

Contra el PSOE

Para «desmontar» las palabras del opositor, CEPS, germen de Podemos, asegura que «la derecha, y Capriles como uno de sus líderes, no sabe hacer una lectura de la situación política mundial. Hace décadas que el PSOE, al igual que sus homólogos en el resto de Europa, dejó de ser una opción socialdemócrata y mucho menos de izquierda». Por ello, «los antiguos partidos socialdemócratas europeos han hecho desde 1980 su tránsito al neoliberalismo, convirtiéndose en la otra pata necesaria de un sistema que en apariencia ofrecía dos alternativas políticas -derecha e izquierda- pero que en realidad era el mismo aparato capitalista».

Los asesores de CEPS, organismo presidido por el profesor universitario Antonio de Cabo, argumentan que «el PSOE ha sido responsable del desmantelamiento en los años 80 del tejido industrial del país, de la flexibilización del mercado laboral, de reformas fiscales que favorecían a los ricos». También aprovechan para hacer campaña de sí mismos: «La población española, especialmente la juventud, tiene claro qué es el PSOE y quién es Felipe González. La ola de movilizaciones que sacude el país desde el 15-M (Movimiento de los Indignados, 2011) y las nuevas experiencias políticas de impugnación, como Podemos, focalizan sus protestas en el sistema bipartidista encarnado por PP y PSOE. Sus lemas lo dejan claro: “No nos representan” y “PSOE, PP, la misma basura es”. El trampantojo de la socialdemocracia ha caído y deja ver su esencia socioliberal».

Cada asesor de CEPS con despacho en el Palacio Presidencial de Miraflores junto a Hugo Chávez costaba unos 7.000 euros mensuales,como reveló ABC. Los heredó su sucesor, Nicolás Maduro, al que explicarían cómo rentabilizar la escabrosa muerte del diputado chavista Robert Serra, que apareció en su casa con 50 puñaladas el pasado 1 de octubre, meses después de la fundación de Podemos como partido político.

Los consultores de CEPS-Podemos propusieron usar este suceso como«una ventana de oportunidad para revertir la progresiva desafección de los jóvenes en relación con la Revolución (...) del mismo modo que los asesinatos selectivos de seminaristas y sacerdores de la Teología de la Liberación en los años 80 (Honduras y El Salvador) provocaron que miles de jóvenes creyentes llenaran los seminarios para combatir mano a mano con el pueblo desde las armas de la verdadera vida en Cristo por la emancipación de los pueblos.

FUENTE ABC.es