Irán retiene el 'Sorocaima' y tranqueros encargados por PDVSA (PORQUE MADURO NO TIENE REAL!)

Por NotiCensura : miércoles, mayo 06, 2015
Parece que Irán no entregó el buque Sorocaima a Pdvsa, el primer buque petrolero del tipo Aframax que se construyó en astilleros iraníes, en este caso, por encargo de la empresa estatal Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) bajo los convenios bilaterales firmados por los entonces presidentes de Venezuela e Irán, Hugo Chávez y Mahmud Ahmadineyad respectivamente.
El vice presidente iraní para Asuntos Internacionales, Ali Saeedlou señalaba en julio de 2013,  que el petrolero Sorocaima “está listo” y que sería entregado “pronto” a Venezuela. Explicó que el tema sería discutido en detalle en una reunión entre el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, en el marco de la segunda Cumbre de Países Exportadores de Gas Foro (FPEG) en Moscú, Rusia.
Uno de los temas a ser conversados en esta reunión es el de las tres naves gigantes en construcción por parte de Irán para Venezuela. Uno de estos barcos es un petrolero gigante cuya construcción se ha completado“, aseveró
El Sorocaima sería el primero de cuatro buque idénticos encargados a la empresa Iraní Sadra por un monto total de 268 millones de dólares en el año 2006.
A pesar que la prensa oficialista iraní calificaba al buque de “petrolero gigante”, los buques Aframax son pequeños petroleros de 120.000 toneladas métricas de peso muerto (TPM) con una anchura superior a 32,31 metros. En este caso el tamaño es de 250 metros de largo, 44 de ancho y 21 de altura. Pesa 21.000 toneladas y tiene una capacidad de carga de 113.000 toneladas de crudo.
En su informe de Gestión 2012 de Pdvsa señala que el primer Aframax (iraní) será bautizado con el nombre del cacique Sorocaima y que efectivamente la fecha de entrega es este año, y los restantes buques se esperan para 2014, 2015 y 2016.
Irán pide que le paguen
En octubre de 2013, en un artículo publicado en lapatilla.com, el analista petrolero Juan Fernández escribía que “(…) desde Irán, la empresa SADRA, un astillero constructor de buques tanqueros petroleros tipo AFRAMAX (…) anuncia el inicio de acciones legales por incumplimiento de pagos de PDVSA, la deuda  A SADRA es de 28 millones de dólares. PDVSA ordenó la construcción de 4 buques de este tipo a la Compañía de Marina Industrial de Irán que se conoce como SADRA
En un cable de reuters de octubre de 2013, se leyó acerca del destino del buque aframax que “(…) sin embargo, la agencia de noticias iraní Mehr reportó tarde el lunes, citando al presidente del astillero Sadra, que hay un problema con los pagos venezolanos por razones que la firma desconoce. Añadió que la empresa no tomará acciones legales contra PDVSA
El Sorocaima nunca llegó. Desapareció y ahora aparece
El 3 de mayo, en reportaje de Chris Biggers para el portal Bellingcat, escribe “(…) pensábamos que Irán los había entregado (el Sorocaima) cuando las imágenes históricas del abril a octubre de 2014 no mostraba al buque atracado en el astillero, lo que sugería que se había entregado (…) Sin embargo apareció anclado frente a la costa de Bushehr en las coordenadas 28.91586 / 50.72755 a principios de noviembre de acuerdo con el AIS (Automatic Identification System) del buque. Varias plataformas de rastreo validaron la ubicación (…)
Agrega  Biggers que “(…) luego de un bache en el AIS del Sorocaima, imágenes satelitales del 16 de noviembre de 2014 mostraron al tanquero petrolero de regreso al astillero de Sadra ( coordenadas 28.983044 50.864167 ). Las imágenes del año 2015 siguen confirmando esa ubicación

Dada la crisis económica financiera de Venezuela, parece probable que el país no pueda pagar por el buque. Por extensión, la estatal Pdvsa, que ordenó la construcción de la nave, ya estaría en medio de las dificultades financieras para el año 2013, año en el que el buque “estaba listo” para ser entregado.
El secretismo que el gobierno venezolano ha impuesto a esta operación le ha impedido a la opinión pública tener detalles del destino del buque, de lo pagado a la fecha y de si hay o no litigios pendientes por su construcción.
Con necesidades de financiamiento de unos 10.ooo millones para este año para pagar la deuda a los banqueros internacionales, es poco probable que el gobierno de Maduro consiga los recursos para honrar la deuda con el gobeirno iraní. También son otros los tiempos, ya no están ni Chávez, ni Ahmadinejad ni Rafael Ramírez. E Irán está apunto de negociar el final de unas sanciones que significaría su retorno pleno al mercado de exportaciones petroleras.
Entonces es posible, que el Sorocaima, el buque que nunca llegó, cambie de nombre. Y termine transportando el crudo iraní por el mundo \.
FUENTE La Patilla