¡MIENTRAS BLOQUEAN DOLARTODAY! El internet es la nueva herramienta para bachaquear productos de los CLAP

Por NotiCensura : sábado, julio 02, 2016
Concejales de Carrizal instruyen expediente con denuncias de chantaje y discriminación en la distribución de alimentos por parte del PSUV y las UBCH.

Daniel Murolo / dmurolo@diariolaregion.net / @dmurolo / La Región

“Leche mercal en 4000 para hoy en el centro de Los Teques, interesado mandar msj privado”, promociona JU a través del grupo “Véndelo todo Los Teques” en Facebook. El procedimiento es sencillo, el interesado debe contactarla vía mensaje directo y posteriormente acordar un punto de encuentro en el centro de la ciudad.

“Esta mujer vende por Facebook leche mercal, ¿dónde están las autoridades?, como abusan de la necesidad del pueblo”, denuncia por Twitter @Fabianuska. Pero JU no es la única, el referido producto es revendido hasta en 10 mil bolívares y comprado por madres y padres desesperados por no tener como alimentar a sus hijos.

Jesús González, dirigente de Voluntad Popular en Guaicaipuro, reseña que el auge de este tipo de “negocio” se disparó en las últimas semanas. Recordó que desde hace dos meses son los Comités Locales de Abastecimiento y Producción ( CLAP) quienes tienen acceso exclusivo a los productos regulados entre los que se encuentra la leche marca Mercal.

“Es evidente que se trata de alguien que conforma algún CLAP y se está aprovechando de eso para robar a la gente desesperada”, reseña, tras reiterar que tal como se venia advirtiendo los CLAP sólo han servido para generar más corrupción.

Una simple búsqueda en Facebook, Instagram o Twitter revela como la venta de pasta, harina, azúcar, café, pañales y hasta productos de higiene se han convertido en el negocio de muchas personas que buscan lucrarse de la necesidad aprovechándose del acceso que tienen a estos productos a través de los comités creados por el gobierno.

“El gobierno habla de una guerra contra los bachaqueros, incluso acá mismo en los Altos Mirandinos hemos leído y escuchado a dirigente del PSUV decir que están ganando la guerra, cuando la realidad es que cada día las colas son más largas, el bachaquerismo mutó con la ayuda de los CLAP”, agregó González.

Pidió a la Superintendencia de Precios Justo investigar a nivel municipal quién está organizando los CLAP y cómo es que la leche y otros productos terminan siendo vendidos en las redes sociales a precios que superan hasta el mil por ciento.

Chantaje y corrupción

“Los CLAP nacen con una pata coja, mejor dicho, nacen paralíticos”, sentencia el concejal de Carrizal Manolo Blanco, quien esta semana inició un proceso de consulta de denuncia para armar un expediente que será llevado inicialmente hasta el Ministerio Público.

“Cuando se delega en una estructura que no aparece en ninguna ley sino que fue anunciada en cadena nacional la distribución de alimentos, uno sabe que eso no tendrá éxito”, agrega Blanco.

“Sino pudieron sostener los abastos que expropiaron con toda la infraestructura, personal, equipos, transporte, mercancía, como ocurrió con los antiguos CADA convertidos en Bicentenarios, ya tu sabes que no funcionará. Esto, a través de una bolsa, es el mecanismo más denigrante y violador de derechos humanos que hemos vivido, porque se trata nada más y nada menos que la alimentación de un pueblo, de niños, ancianos, discapacitados”, dijo.

Aseguró que en Carrizal “en las comunidades donde medio están organizados algunos consejos comunales reina la anarquía y la ley del más vivo; de una forma descarada están viendo como se beneficia solo un sector y segundo discriminando a quien no sea de su tolda política y chantajeando con que deben escribirse en el PSUV”.

Blanco recordó a quienes están frente a estas estructuras que pueden ser procesados por delito de lesa humanidad, “la comisión de derecho humanos que preside la colega Mariam Pabón y Claudia Toro, iniciamos un proceso de consulta de denuncias para instruir un expediente y llevarlo al Ministerio Público, derechos fundamentales, Consejo de Derecho del Niño, Niña y Adolescente y otras instancias, si recabamos lo suficiente lo vamos a llevar a la AN para que lo presenten ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, porque Carrizal es solo un foco, pero está ocurriendo en todo el país”.

Trueque por internet
Carmen Campos, vecina de la urbanización El Trigo de Los Teques, llenó la famosa planilla para acceder a la bolsa de comida hace ya tres meses, hasta la fecha no ha tenido respuesta por lo que se ha visto obligada a recurrir al trueque para poder comer.

“Tengo pañales, cambio por un kilo de pasta”, “Necesito leche al precio que sea, ya mi bb no tiene”, “Cambio champú por harina, xfis info al privado”, “Buenos días, solo tengo harina, la cambio por modes (toallas sanitarias)” son algunos de los mensajes que se publican en miles de grupos creados en las redes para intercambiar productos básicos.

“Quien te vende un kilo de leche en 4 mil o pañales en 3 mil es un criminal sin corazón”, reseña Campos, quien aplaude que sea a través del trueque que los venezolanos se ayuden para superar lo que considera “la peor crisis de la historia”.

Pero no sólo en El Trigo siguen esperando las bolsas, en la urbanización Cecilio Acosta (El Paso), así como Santa Eulalia, Buenos Aires y otros sectores populares la referida ayuda que contiene los productos mas buscas a precios regulados jamás la han visto.

“Sólo se la están dando a los chavistas, están haciendo proselitismo político con eso, mientras el pueblo muere literalmente de hambre”, acotó Angélica Muñoz, residente del sector Buenos Aires.

Violencia en puertas

Manolo Blanco alertó que se viene registrando en las últimas semanas en las comunidades una especie de frentes, “personas que ya están amenazando a quienes están a cargo de los CLAP, les dicen que sino son censados o le niegan comida habrá violencia”, dijo.

“Si la distribución de los CLAP genera violencia en los próximos días será responsable el Gobierno, porque no se puede jugar con un padre desesperado con niños que tienen hambre, a quien se le niega comida por política”, dijo.

Dijo que ha sido testigo de violencia verbal y amenaza en comunidades carrizaleñas y recordó que es en manos del PSUV y las UBCH que está la coordinación de las polémicas bolsas de comida.



¿Qué Opinas?