¡CON MIS HIJOS NO TE METAS! Aporrea: El “nuevo currículo”, un instrumento para la sumisión del pensamiento y la esclavitud social

Por NotiCensura : martes, septiembre 27, 2016

Teóricamente, el Estado podría evitar la explotación por parte de los otros, pero ¿cómo impedir la suya propia, cuando cualquier gobernante en la actualidad es mucho más poderoso que Luis XVI? Y, para ese Estado, además un hombre inteligente es un “sospechoso”

Luis Alberto Machado – La Revolución de la Inteligencia – El derecho a ser inteligente

***

Por: Javier Antonio Vivas Santana / Aporrea

Finalmente, apareció la denominada “malla curricular”¹, instrumento con el cual el Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE), pretende “transformar”, en un “plan piloto”, la educación en los espacios de liceos y escuelas técnicas. Ante la aplicación de tal “documento”, el ministro de educación, una vez que admitió el fracaso del programa de alimentación en el año escolar 2015-2016, exhortó a los críticos, para que realizarán públicamente, lo que el considera un “proceso progresivo”².

En tal sentido, debo advertirle al ministro, así como a toda la comunidad educativa del país que ese “instrumento”, presenta serias evidencias de querer ideologizar el estudio de nuestros niños y adolescentes en bachillerato, es decir, manipularlos con “lavados de cerebro” a través de medias verdades en sus hechos históricos, políticos y sociales, y liquidando por completo los contenidos desde una perspectiva para el conocimiento y la autoformación del ser, hasta convertirlos en simples líneas de referencia, y orientarlos no para el aprendizaje, sino como un vulgar requerimiento administrativo, pero con una fuerte dosis de generar dependencia en relación con aquellos que dominan el poder; verbigracia, establecer una relación de sumisión pensativa y de esclavitud social en todos los órdenes de la vida ciudadana ante el Estado.

En efecto, dentro de las muchas contradicciones que pudieran mencionarse en la anomalía curricular, se encuentra en sus inicios, que ni siquiera sus autores, conciben la forma o el estilo del discurso y la praxis oficial en términos de informática, cuando éste se encuentra digitalizado en láminas “Power Point”, a pesar de que el propio gobierno entrega “canaimitas” y “tabletas” con ambiente Linux. Los mismos autores del ministerio de educación nos teorizan sobre el “software libre”, pero al parecer, ellos prefieren trabajar con otros sistemas.

Ahora bien, tomándole la palabra de invitación al ministro sobre su propuesta, entre las principales observaciones del instrumento, tenemos:

1) El documento para explicar dichos “cambios” está pésimamente redactado. El uso inadecuado del llamado aísmo (uso de la “a” al final de locuciones), como por ejemplo: conforme a, en relación a, entre otras, revelan que este “currículo” no fue revisado por un especialista en el área de lengua, menos de análisis gramatical. Lo cual, sin ser dogmático, considero que inhabilita el texto en su complexión pedagógica, porque convierte un instrumento educativo en deformador del habla escrita y oral. Para qué señalar el uso inadecuado de la locución adverbial “así mismo” (empleada en varias oportunidades de forma separada) cuando en función de los contextos señalados, se debe emplear el adverbio sin separación de sílabas y sin tilde, es decir, debería escribirse, asimismo, como una sola palabra, como una integridad ¿Puede mejorarse un “currículo”, cuando no tenemos un documento bien redactado? No voy a entrar en más consideraciones de ese tipo, porque, honestamente, es un bodrio lingüístico.

2) El nuevo “currículo” manifiesta que los planteles “seleccionados” laborarán desde las 7:00 a.m; hasta las 5:00 p.m. Ignoro, si esos planteles contarán con transportes desde y hacia sus casas, porque lo contrario, implica horarios en la praxis, los cuales para estudiantes y sus familias, así como también para los docentes serían en muchos casos desde 5:00 a.m; hasta después de las 6:00 p.m. Eso es inviable para todos los miembros de una comunidad educativa, más aún en tiempos de máxima delincuencia y pésimos servicios públicos, salvo, que como siempre, todo sea papel de reciclaje.

3) El artículo 7 de la resolución respectiva señala que el estudiante que haya cumplido con los requisitos en tal documento podrá obtener el título de “bachiller”, sin especificar si habrá menciones o en lo sucesivo, todos quienes egresen de educación diversificada o técnica, serán eso, sólo “bachilleres”. Esa ambivalencia pareciera que no tiene más que el propósito de continuar en el camino de la resistencia. ¿Se habrán leído la teoría de la resistencia de Giroux? De paso, se sigue insistiendo en un calendario escolar que no va a la par del año fiscal. En otras palabras, seguimos por la educación tan criticada de la llamada “democracia representativa” en su operatividad, metodología y significantes.

4) Dentro de lo que llaman “mandatos educativos esenciales”, se expresa: (…) “la construcción social del conocimiento, como dimensión inseparable de la construcción de la Patria buena (sic), con visión latinoamericana, caribeña y planetaria”. ¿En esa construcción social, cuáles son los referentes qué se toman en cuenta? ¿Vigostky, Bandura, Freire? ¿Se (de)construyen los procesos sociales del aprendizaje tomando como referentes los aspectos políticos, económicos, culturales y tecnológicos, a partir de qué? No se ven por ninguna parte ¿Ignorancia u omisión?

5) Algo que va a generar debate político y mucha polémica es la eliminación en su nombre de la Historia de Venezuela y la Historia Universal, así como la Geografía de Venezuela y la Geografía Universal, lo cual se sustituye por el nombre de “Memoria, Territorio y Ciudadanía”. Esto es un exabrupto en la praxis no solo semántica de lo que llaman “áreas de formación”, tema en el cual hemos trabajado con mucha profundidad en los últimos años, y consideramos que deben llamarse áreas o espacios para el pensamiento. ¿Cuál sería la finalidad? ¿Formar o Pensar? ¿Formar o Aprender? En este caso, se recurre a la semántica clásica militar, la cual establece que debemos ser “formados”. Eso revela un alto componente ideológico. Peor resulta hablar de “Memoria” en el plano pedagógico, no sólo por su uso inadecuado, lo cual coloca en entredicho el pensar y el reflexionar, sino porque la memoria histórica nada tiene que ver con el estudio de ésta. La historia debe ser para comprenderla y analizarla. No para memorizarla. En este punto existe una severa y profunda contradicción. ¿Qué se busca? ¿”Memorizar” determinadas fechas históricas o que cada estudiante genere sus propias concepciones sobre tales hechos?

En ese mismo punto, se ignora que los componentes geo-históricos son indisolubles, lo cual equivale a decir que uno deriva o se complementa del otro. Entonces, ¿por qué hablar de “Territorio”? ¿Territorio como espacio geográfico? ¿Territorio como espacio histórico? Esa discrepancia, me perdona quien la hizo, pero no está en consonancia ni siquiera con el discurso oficial, cuando se hace referencia con la geopolítica, la geoeconomía, lo geoespacial, o lo socio-histórico, lo socio-político, lo socio-geográfico, lo socio-cultural, y hasta cuando irónicamente hablan de “eco-socialismo”. Ese tema genera mucha controversia, y en lo personal, encontrarán en el gremio docente una muralla ante semejantes líneas curriculares. Lo insólito es que toman como uno de sus referentes al profesor Ramón Tovar, pero al parecer no se han leído el libro de éste, titulado: El Enfoque Geohistórico (1986)³, editado por la Academia Nacional de Historia. ¿Por qué tantas contradicciones en este punto?

6) La construcción final de este “curriculo” no se diseña con una especie de “malla” sino de barrotes curriculares. En ese orden se menciona: Tema generador – Tejido temático – Referentes teóricos – prácticos (estos es una misma mochila, y me perdonan la expresión) La verdad que el colofón de ese documento es una vergüenza. ¿Qué diría el fallecido profesor Rigoberto Lanz? ¿Es posible construir un tema generador sin contextualizar los problemas, así como posibles autores o investigadores antes de abordar cualquier punto? O sea, ¿seguimos improvisando? Una cosa es una idea sobre un tema o punto cualquiera que permita generar un debate e intercambio de ideas, y otro que no haya una lectura o un conocimiento previo para abordar el tema “generador”.

¿A qué se llama “tejido” temático? Una burla para obviar el nombre de contenido. No imagino, por ejemplo, hablar de “Memoria” con un “tejido”, sin haber revisado los hechos históricos desde una concepción socio-geográfica y biológica. ¿Para qué seguir hablando de un malla o molde curricular? Olvidamos que el currículo es una palabra que por cierto, desde mi perspectiva, debe ser abolida, porque lo que debemos crear es una estructura pedagógica para el pensar y el aprendizaje pedagógico que valore los conocimientos y capacidades alcanzadas, y no precisamente la “memoria” como referente de un “saber”.

Por supuesto, que en relación con los puntos señalados, tampoco podemos obviar, lo ignominioso que resulta hablar al inicio del período educativo de “cayapa escolar” por parte de las voces oficiales de la educación en Venezuela, para definir unos simples remiendos en los planteles, (¿desapareció la misión “todos adentro”?), cuando tal palabra, solamente permite establecer analogía en el orden carcelario del país, debido a nuestra dinámica política, y porque la misma, profundiza el lenguaje del acoso (bullying) escolar en sus diferentes manifestaciones. ¿O es qué acaso estamos en presencia de un experimento, para ir implementando una semántica disfrazada que pudiera ser “agradable” sobre algunos grupos de adolescentes, especialmente de aquellos que presentan problemas de conducta?

Tácito es decir, que se pretende aplicar ese “currículo” cuando el país vive la peor crisis económica de su historia contemporánea, es decir, se convierte en mentira el derecho constitucional de la educación “gratuita y obligatoria”, cuando tenemos estudiantes y trabajadores de la educación que simplemente están pasando hambre. Vemos niños y adolescentes (aunque algunos diputados lo nieguen) que comen en las calles, razón por la cual, luce muy complicado, que el gobierno pueda, además de alimentar a más de 15 millones de estudiantes, dotarlos a todos(as) de uniformes y útiles escolares. Es simple. La educación gratuita en su praxis ha muerto.

La realidad anterior, vinculada con docentes que sufren las mismas penurias de pobreza derivadas por míseros salarios y condiciones de vida, más allá de la retórica oficial, la verdad es que en los últimos tres años ha aumentado de manera importante la deserción escolar, la delincuencia juvenil y, peor, Venezuela está entre los tres primeros países de embarazo con adolescentes en América Latina, y somos el primero en Suramérica*, esto sólo tiene un signiifcado, si algo estamos creando y multiplicando, es la pobreza.

La “malla curricular” que pretende implementar el Ministerio del Poder Popular para la Educación es un instrumento nefasto, arcaico y antipedagógico, el cual sólo pretende generar vacuidad e hipnotismo partidista sobre nuestros niños y adolescentes. Como padre, docente e investigador, condeno cada palabra, cada párrafo y cada aplicación de semejante bazofia programática. En consecuencia, es necesario que los padres, representantes y docentes nos activemos contra la miseria y la podredumbre educativa que el madurismo pretende implementar en las aulas, donde nuestros hijos deben ser los protagonistas del aprendizaje y del conocimiento.

Ministro de Educación: el “nuevo currículo” y todo lo que envuelve el año escolar 2016 – 2017 se presenta como una miseria educativa. ¿Habrá rectificación? A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹https://drive.google.com/file/d/0BxtbCKGWLgddNG80LWtWS3NlSERRYmpVZkJ4dlJ5OE5vbU9N/view?usp=embed_facebook&pref=2&pli=1

² http://globovision.com/article/ministro-de-educacion-admitio-deficiencias-del-pae

³ Tovar, R. El Enfoque Neohistórico. Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1986.

*http://www.eluniversal.com/vida/140929/en-venezuela-25-de-cada-100-embarazadas-son-adolescentes

@jvivassantana

Dr. en Educación

Autor de la Teoría de la Regeneración del Pensar

via Dolartoday

¿Qué Opinas?