¡LO SACARÁN COMO NORIEGA! Fiscalía de EE. UU. investiga desvío de 3.000.000.000 de dólares desde Venezuela a Irán

Por NotiCensura : jueves, diciembre 08, 2016

“Un ingeniero de la petrolera estatal venezolana Pdvsa colocó una pila de documentos sobre la mesa y durante dos días fue sometido a un interrogatorio por parte de tres investigadores de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Nueva York. El funcionario voló desde Venezuela a través de Curazao en una conexión comercial y luego tomó un vuelo privado, para cubrir sus huellas”.

Así inicia el reportaje del portal Bloomberg que entre otras informaciones relata cómo este venezolano, en compañía de otro compatriota de nombre Martin Rodil, entregó pruebas de desvío de grandes capitales desde Venezuela hacia Irán a través de un mecanismo que evitaría a EE. UU. percatarse de la violación a las sanciones impuestas por este país a la nación asiática.

“El ingeniero y sus documentos han sido centrales en un caso que los investigadores han estado persiguiendo durante cinco años: el canje de cientos de millones de dólares de Pdvsa a través de bancos estadounidenses y suizos a Irán, evitando las sanciones de ese país. Los investigadores sospechaban que Pdvsa blanqueó los fondos a través de contratos de construcción de viviendas enormemente inflados con empresas iraníes. Los documentos parecían detallar las transacciones de vivienda y los pagos a las cuentas bancarias suizas a través de JPMorgan Chase, una posible violación de la ley estadounidense. La investigación está en curso; Pdvsa no ha sido acusado de actividades ilegales que involucren a Irán”.

El nombre de Rodil no es ajeno a las referencias de casos de traición hechas por el dirigente chavista Diosdado Cabello en su programa Con el mazo dando. En abril de 2016 se refirió a Rodil como “un traidor y agente de la DEA”.

“Mientras Rodil trabajaba en el interrogatorio ayudando a traducir las respuestas del ingeniero, aún no había sido condenado como traidor por la televisión nacional venezolana. Los funcionarios de las fuerzas de seguridad estadounidenses aún no le habían avisado de amenazas creíbles a su vida, advirtiendo contra los viajes en cualquier lugar cerca de su país de origen. Y los ayudantes del presidente electo Donald Trump no habían comenzado a pedir consejo sobre Venezuela”, dice la nota.

La reunión se realizó en la isla caribeña de San Martin en 2014. Rodil se había convertido en una figura clave en la búsqueda de casos de corrupción y narcotráfico en Venezuela contra altos funcionarios del gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro y Pdvsa. Parte de la información que transmitió -que Irán estaba a punto de poner misiles en Venezuela, por ejemplo- resultó infundada. Pero mucho más de las informaciones que este ha transmitido a los agentes federales ha sido confirmada”.

“Rodil ha ayudado a traer más de dos docenas de sus compatriotas a EE. UU. Son apenas una rebanada de la élite de la diáspora venezolana huyendo de una economía destrozada y de una agitación social. Entre ellos figuran antiguos generales, ministros y ejecutivos del sector petrolero y un ex juez superior y hasta un guardaespaldas presidencial. El papel que juega en sus vidas es a menudo profundo. Los persuade para revelar lo que vieron y en lo que participaron. A continuación, evalúa el valor de su información y determina qué agencia gubernamental estaría más interesada. Así ayuda a sus clientes a moverse a lugares seguros con teléfonos seguros, por ejemplo”.

Entre los casos que han sido develados por esta investigación se citan los documentos entregados por Rodil que “revelaron que Pdvsa había financiado y gestionado al menos tres contratos con empresas constructoras iraníes, por un valor de más de 2.300 millones de dólares. De las 24.000 unidades previstas para construir, solo un par de miles había sido construido”.

El ingeniero de Pdvsa que Rodil llevó hasta los agentes federales fue el gerente de uno de los proyectos, operado por la firma Iranian International Housing. Había pasado un año tratando con los iraníes. Eran tiranos en el sitio de trabajo y él los consideraba corruptos y sobrepagados. Eran los agentes de una gran estafa a su país. “Sabía que algo extraño estaba pasando y yo estaba harto de ello”, dijo en octubre en una entrevista telefónica desde Venezuela, pidiendo que su nombre sea retenido por temores de que él fuera acusado de traición y encarcelado.

Otro dato sensible de la investigación vincula la estatal petrolera venezolana con casos de lavado de capitales e incluso con negocios turbios que involucran la guerrilla colombiana. “Funcionarios estadounidenses sospechan que la compañía ha sido utilizada para esconder y lavar miles de millones de dólares ganados de negocios torcidos y de ayudar a las guerrillas colombianas a traficar cocaína a través de Venezuela”. Pdvsa no respondió a las múltiples solicitudes de comentarios para esta historia.



¿Qué Opinas?