¡TREMENDO NEGOCIO! Las mafias del Saime cobran hasta 800 mil bolivares por un pasaporte

Por NotiCensura : viernes, enero 13, 2017
http://4.bp.blogspot.com/-ZAA2dAN78jo/Uy-c2D6iEjI/AAAAAAAAB18/x-00gWA0U5c/s1600/abris-cuenta-dolares-venezolanos-turista-extranjero-chile.jpg

La emisión de los pasaportes está bien a ratos. Sin embargo, hay momentos —como ahora— en que el trámite, que en sus buenos tiempos se resuelve a lo sumo en dos semanas, se demora hasta siete meses. La excusa: falta de material. La viveza criolla no escasea, los usuarios del Saime denuncian que hay trabajadores que cobran hasta 800 mil bolívares para agilizar la impresión del documento

EMILY AVENDAÑO / @Emily_Avendano / El Estimulo

Es una cola que se recicla. No es tan larga; pero con la misma rapidez que se acorta vuelve a crecer. En las afueras del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) la fila es solo para preguntar, aunque la respuesta difícilmente sea satisfactoria. “Tiene que esperar. No hay material”, escucha impotente el interesado, que debe retirarse con el rabo entre las piernas.

Siete meses de espera por un pasaporte no parecen ser suficientes. Frente a la oficina de Atención al Ciudadano se forman dos hileras. No se vale decir que solo se va a hacer una “preguntita” pues todos los que están en orden van a lo mismo. La fila más larga es para interrogar acerca de “lo que sea” sobre la diversidad de servicios que ofrece la oficina que garantiza la identidad de los ciudadanos venezolanos, dentro y fuera de sus 916.445 kilómetros cuadrados. La más corta es exclusiva para los pasaportes.

Antony vino el lunes dos de enero desde Yaracuy. Vive en San Felipe y se trasladó a Caracas ya sin ganas de seguir esperando. La paciencia tiene sus límites y en su caso se colmó después de pasar Navidades y Año Nuevo solo y encerrado por la única razón de no tener el librito azul. Sus familiares estaban todos en República Dominicana visitando a su abuela, él no viajó porque desde el 27 de julio miraba con desespero su celular esperando el mensaje que le informara que podía ir a retirar el documento en las oficinas del Saime. El texto nunca llegó. “No hay material’, esa es la respuesta de todo el mundo”, reitera.

Sin embargo, el viaje a Caracas no fue en vano: “Un hombre que estaba parado en una esquina escuchando la conversación se acercó a mí cuando ya me iba. Me dijo que si le daba 100 dólares me lo imprimía. Tengo que viajar en enero a Ecuador por cuestiones de trabajo así que accedí”. El 5 de enero Antony ya tenía pasaporte.

Tan confiado estaba el gestor en que lograría su cometido que ni siquiera cobró por adelantado. Eso también hizo que el yaracuyano no dudara. La transacción se zanjó en cuanto este recibió el documento de identidad. “Es la misma gente que trabaja ahí”, asegura.

Continuar leyendo: El Estimulo



via Dolar Today


Lea otras noticias en NotiCensura

¿Qué Opinas?