¡CLEPTÓCRATA COMO LOS DEMÁS! Tareck El Aissami, un exgobernador con cuentas por saldar en Aragua

Por NotiCensura : lunes, febrero 06, 2017

Las denuncias en contra de la gestión del ex gobernador Tareck El Aissami se apilaron en Aragua y jamás progresaron. El ahora vicepresidente de la República colecciona una docena de expedientes abiertos de investigaciones dentro de las fronteras venezolanas: dos de carácter nacional y 10 regionales en el Ministerio Público, la Contraloría General y el Tribunal Supremo de Justicia.
Se trata de un historial de agravios recopilado en los últimos tres años por los legisladores opositores de la entidad –cinco de 15 diputados electos en las regionales de 2012– que incluye: denuncias por desvío de prestaciones sociales, una solicitud de antejuicio de mérito por confesar encubrimiento de corrupción, dinero no declarado, falseo de información sobre el estatus de las obras públicas, traspasos de recursos sin notificación, agresiones policiales en concentraciones pacíficas y el retiro de los cuerpos de seguridad durante saqueos en supermercados. Más adelante detallamos algunas de ellas.
Con el Consejo Legislativo de Aragua (Clea) a su favor y una política complaciente de los organismos regionales de auditoría, El Aissami logró esquivar todas las acusaciones. No publica las memorias y cuentas de su gestión y en 2015 contrató como secretario de Planificación y Presupuesto de la gobernación a César Otero Duno, quien fungió como Contralor de Aragua durante 16 años.
El también ex ministro de Interior y Justicia responde a estas denuncias como actos de “sabotaje” y advierte que “les va a ir muy mal” a quienes continúen con lo que califica como “campaña de desprestigio” y “ataques sin fundamento”. Como prueba de ello, el único alcalde opositor de Aragua por el municipio Mario Briceño Iragorry, Delson Guárate, permanece detenido en el Servicio de Inteligencia Bolivariano (Sebin).
Un año antes Guárate viajó a Caracas para denunciar a El Aissami ante el Tribunal Supremo de Justicia, luego de la toma violenta de la alcaldía por oficialistas y otros episodios enmarcados en una lucha por la recolección de basura en el municipio. Tras su detención, la Cámara Municipal nombró a un concejal del Psuv como alcalde interino.
Antes de su designación como la segunda figura más importante del Ejecutivo, El Aissami dio pruebas de su poder. Fue el primero de cuatro gobernadores que el pasado 20 de octubre anunció la suspensión del referendo revocatorio impulsado por la oposición venezolana, la primera vez en la historia del país que un ente judicial estatal falló contra un proceso nacional por encima del Poder Electoral; y, poco a poco, ha ubicado a sus hombres cercanos en puestos clave de la administración pública.
Y aunque recientemente le fue destinado más poder central, sigue en deuda con Aragua, el estado más violento del país.

Desvío de prestaciones

A finales de junio de 2016, la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional abrió una averiguación al ex mandatario regional por el desvío de prestaciones sociales en 12 instituciones públicas regionales. Pese a que las cotizaciones fueron descontadas mensualmente del salario de los trabajadores, la deuda con el Instituto Venezolano de Seguros Sociales(Ivss) –examinada por El Pitazo hasta el 15 de enero de 2017– aumentó a 376,2 millones de bolívares, una acción tipificada como delito de “apropiación indebida” en el artículo 468 del Código Penal venezolano.
Corposalud Aragua y Secretaría de Educación encabezan la lista de organismos insolventes por montos de 205,9 millones y 120,6 millones de bolívares respectivamente: “Ambos concentran el 40% de la nómina de la gobernación”, explicó una fuente del Parlamento regional. A estos se suman también el despacho del gobernador, Protección Civil, el Sistema de Televisión de Aragua (presidido por Esteban Trapiello), el Consejo Legislativo de Aragua, el Instituto de la Mujer (dirigido por la ex candidata a las parlamentarias de 2015, Sumiré Ferrara), entre otros. Revisar el Anexo A adjunto al final del texto.
Consultado por El Pitazo, el representante psuvista y presidente de la Comisión de Seguridad y Prevención Ciudadana del Clea, Alfonzo Gutiérrez, asegura que se trata de “deudas viejas, de la época de Isea”, que se han ido acumulando. Sin embargo, en los documentos presentados a continuación, y según la información proporcionada por el Ivss, se evidencia que la mayoría de los organismos no cancelaron los pagos de años recientes.

2015: Encubrimiento de corrupción

El 17 de abril de 2015 El Aissami hizo una importante confesión ante los medios de comunicación: admitió haber ocultado durante dos años la presunta corrupción del ex mandatario Rafael Isea por “respeto al pueblo aragüeño” y por solicitud de Hugo Chávez. Por este encubrimiento, considerado un delito en la legislación venezolana, fue presentada contra el ex gobernador y siete diputados oficialistas una solicitud de antejuicio de mérito ante el Ministerio Público de Aragua, en una comunicación enviada al Fiscal Superior de la entidad Roberto Acosta, y ante la Fiscalía General en Caracas. Los legisladores regionales de oposición nunca obtuvieron respuesta.
Aunque la obligación de denunciar hechos de corrupción para funcionarios públicos está contemplada en el numeral 2 del artículo 287 del Código Orgánico Procesal Penal (Copp), los parlamentarios psuvistas siempre aprobaron las memorias y cuentas de Isea. Solo reposa en la Fiscalía de Aragua una denuncia presentada contra su hermano Gerardo Isea a mediados de 2013, por incurrir en supuestas irregularidades con la empresa pública de minas Minarsa.
El diputado Gutiérrez explica que no hay comunicación entre chavismo y oposición en el Clea y que, por lo tanto, hay denuncias de las que no está enterado: “Ellos (oposición) hacen sus cosas por su lado, llaman a la prensa y uno se entera por los medios de comunicación. Esto no se debate porque ellos no lo llevan a la comisión respectiva, no lo llevan a la plenaria”.
Cada año, por su pate, la fracción opositora denuncia las trabas para sesionar en el Clea y hasta la omisión, o demoras de hasta tres meses, en la entrega de los informes de rendición de cuentas. Gutiérrez niega esta información.
El revolucionario argumenta que no han investigado al gobernador porque “nadie ha hecho la denuncia”. “No lo vamos a hacer nosotros que estamos de este lado de la revolución, le corresponde al pueblo o a la oposición hacer la denuncia y a nosotros la investigación”, agregó.
Cuando se sabe que hay una irregularidad, dice, llaman directamente al secretario del despacho o al propio gobernador. Mencionó como ejemplo, una reunión que sostuvo con el secretario de Salud, Luis López, con quien se comunicó cuando descubrieron que la compañía que le alquila máquinas a la gobernación es también la que le suministra los reactivos.

2014: Dinero no reportado

Tras revisar la Memoria y Cuenta de 2014, los diputados del Clea detectaron la exclusión de 8.500 millones de bolívares, correspondientes al 65% de los recursos administrados por la gobernación; incluidos los ingresos por impuestos de explotación minera, actividad administrada por dos empresas públicas que tienen el mismo objeto y comparten cuenta bancaria: Minarsa S.A (compañía heredada de la gestión de Rafael Isea) y Aramica S.A (constituida en el período de El Aissami).
Por este caso se presentaron dos denuncias: ante el Fiscal Superior de Aragua en octubre de 2015, con la petición de investigar no solo a El Aissami, sino a la secretaria de Hacienda de la Gobernación, Neudy Figuera, y a la presidenta de Aramica, Rudy Castillo; y ante el entonces contralor de Aragua, César Otero Duno, una solicitud para abrir una investigación y realizar una auditoría a cada uno de sus organismos dependientes para verificar el gasto real en nómina.

2013: Obras inconclusas

Diputados opositores llevaron dos denuncias a la Contraloría por el presunto falseo de información sobre el estatus de obras públicas durante la presentación del informe de gestión de 2013. Alegaron que entre las páginas 126 y 127 de la memoria y cuenta, El Aissami categorizó proyectos no ejecutados como “realizados”.
1) Remodelación del Cuartel General de Bomberos. Un mes después de declarar que la obra estaba culminada, El Aissami solicitó al Consejo Legislativo la reorientación de 48,8 millones de bolívares, más un crédito adicional de seis millones (Oficio N° 182) para culminar el proyecto. En la comunicación, el ex gobernador admitió la “imposibilidad de ejecutarse en el ejercicio financiero 2013” (Oficio N° 047).
2) Estadio de fútbol “Hermanos Ghersi”. Con esta denuncia en contra de El Aissami y Carlos Guillén, entonces presidente del Instituto Regional de Deporte de Aragua (Irda), registraron la incongruencia en dos montos asociados con el proyecto de rehabilitación y acondicionamiento del estadio. La suma del proyecto descrita en el crédito adicional N° 128 fue de 5,02 millones de bolívares, en comparación con los 4,9 millones invertidos en la obra según el informe de gestión. Tampoco menciona el destino del dinero aprobado en el crédito N° 211, por la cantidad de 4,5 millones de bolívares adicionales para la remodelación de las oficinas y vestuarios del estadio.
Esta obra fue reinaugurada tres años después –en agosto de 2016– con una inversión de 857 millones de bolívares, noventa veces por encima del monto solicitado en 2013. Actualmente, las instalaciones son utilizadas por el equipo de primera división Aragua Fútbol Club que, un año atrás, oficializó el fichaje del exministro y recibe financiamiento de la gobernación, su principal patrocinador.
3) Hospital del Mar. El 3 de diciembre de 2013 la gobernación inició el proyecto “Rehabilitación, adecuación y equipamiento del Centro Integral Bolivariano de Hidrología Médica”, en Ocumare de la Costa, con una inversión de 40 millones de bolívares para beneficiar a 250.000 personas anualmente. Inicialmente, la obra se prometió para el primer trimestre de 2014 pero los aragüeños debieron esperar hasta diciembre de 2015 cuando fue reinaugurada por un monto que aumentó a 100 millones, casi tres veces más que el valor original.

2013: Traspaso de recursos sin notificación

El 16 de julio 2014 diputados opositores introdujeron una denuncia ante el Contralor del estado por la desaparición de 1,9 millones de bolívares en el período de Isea para la construcción de la “Arteria 9, tramo Av. Universidad – sector Tapa Tapa”. Un año después, recibieron una respuesta de Margarita García Salazar, la contralora que suplantó a César Otero en el cargo: los recursos regresaron a las arcas del Estado pero “posteriormente fueron destinados a la construcción del Distribuidor Simón Bolívar”. Esta comunicación le costó el empleo a García Salazar, quien de inmediato, y a menos de tres meses en funciones, fue removida de su cargo.
Por reconducir los recursos de la obra “sin notificar el traspaso del presupuesto”, El Aissami fue denunciado ante el Ministerio Público. Hasta el día de hoy, no se sabe con exactitud cuál fue la inversión total para el distribuidor.
El legislador Alfonzo Gutiérrez no tiene problemas en admitir que Aragua es el estado más violento del país y asevera que están haciendo “labores de inteligencia” al respecto. “Se habla de los pranes que dominan la Penitenciaría de Tocorón y se está trabajando en eso, desde el punto de inteligencia, porque todo lo que es materia carcelaria le corresponde a la ministra. Sin embargo, nosotros hacemos el trabajo de inteligencia para colaborar. Averiguamos quién le proporciona armamento”.
Entretanto, El Aissami –el gobernador que llevó Aragua a los niveles de inseguridad más altos– es ahora el encargado de los planes nacionales de seguridad ciudadana.
FUENTE El Pitazo

Lea otras noticias en NotiCensura

¿Qué Opinas?