¡MÁS RENTABLE QUE EL NARCOTRÁFICO! Ángel García Banchs: Maduro está secuestrado por la mafia que maneja los dólares a 10

Por NotiCensura : miércoles, marzo 22, 2017


El economista Angel García Bachas aseguró que el chavismo había acabado con el populismo al entregarle el manejo del dólar a mafias, cuya consecuencia más importante fue la sobrevaluación del bolívar, publica Noticiero Digital
La afirmación la hizo en el foro de Econométrica, de la cual es uno de los directores.
Centró su conferencia en la situación de Venezuela en el marco del Mercosur ampliado, es decir, de Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, y sus asociados: Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia, y Perú.
Comenzó mostrando las cifras de inflación de la región durante el llamado boom de los commodities, entre 2002-2011, con la inflación en Perú que se ubicó en 3,0%, Chile 3,3%, Ecuador 3,8%, Colombia 4,5%, Bolivia 5,5%, Paraguay 5,7%, Brasil 6,3%, Uruguay 7,9%, Argentina 19,5% y Venezuela, 54,5%.
“Tenemos en una esquina a Perú y en la otra a Venezuela. Creo que lo que ha hecho Perú es el mejor manejo de un boom de commodity. Los boom de commodities no son algo que sucede todos los días; se dan por décadas, y el penúltimo fue en la década de 1970, y ahora se ha manifestado con fuerza desde el 2002 hasta si se quiere 2011”.
Admitió que Venezuela tiene que aprender mucho de Perú, al referirse al manejo de los commodities: petróleo, cobre refinado, hierro, bauxita, etcétera.
También mostró el comportamiento del tipo de cambio en la región frente al dólar, y allí se observaba que en el caso de Argentina aumentó casi cinco veces; en el caso de Bolivia, por el contrario, bajó; igual que Brasil y Chile; que en Colombia subió pero apenas un 4,5%; que en Ecuador se mantuvo fijo dado que es una economía dolarizada.
“En Paraguay hubo apreciación, en Perú se mantuvo relativamente estable; en Uruguay aumentó levemente, pero en Venezuela subió descomunalmente. Los casos más emblemáticos fueron Argentina y Venezuela, con grandes devaluaciones del tipo de cambio nominal”.
Dijo que en términos reales el tipo de cambio hoy en Argentina es 47,7%; mientras que era de 100% en el 2002. Se preguntó: ¿qué significa esto? Que el dólar compra hoy 53% menos en Argentina que lo que compraba en el 2002, y seguidamente reportó la situación en esta materia del resto de los países de la región; deteniéndose en el caso del Perú donde no hubo sobrevaluación del tipo de cambio.
“En Perú antes, durante y después del boom se ha venido comprando lo mismo; ya que allí no se usó la renta externa del commodity fundamental de ese país, el cobre refinado, para sobrevaluar el tipo de cambio real, para darle un poder de compra artificial a los peruanos que no viene de la productividad sino de la sobrevaluación de la moneda con base al hecho simple, de que la renta se había disparado”.
Por esta vía llegó a la conclusión de que la mejor política cambiaria es aquella que mantiene el tipo de cambio real constante, sin apoyarse en el boom del commodity; aunque aquí reconoció que desde el punto de vista económico este criterio era razonable mas no así desde el punto de vista político, tomando en cuenta que los gobernantes de turno por lo general quieren aprovechar el boom de un commodity para ganar adeptos aumentando los salarios.
En ese sentido, afirmó que todos los países que tienen una renta deben aprender de Perú; que sería el caso contrario a Venezuela donde la sobrevaluación del tipo de cambio oficial ha sido descomunal; pues el dólar hoy en Venezuela al tipo de cambio oficial compra 93% menos que lo que compraba en el 2002.
Mostró una lámina donde se observaba un fenómeno que se produjo en otros países a raíz del boom: el proceso desdolarización, es decir,la cantidad de depósitos en moneda local aumentó y eso permitió el desarrollo de mercados bursátiles y de valores.
García Banchs explicó que esto se produjo porque la gran mayoría de esos paìses logró controlar la inflación; que en el caso venezolano, al tener un tipo de cambio sobrevaluado, no se produjo ese proceso de desdolarización.
“Bolivia se desdolarizó. Entonces, una economía que sólo ahorraba en moneda extranjera, empieza a ahorrar en moneda local, y, en consecuencia, el sistema financiero comienza a ganar profundidad; los mercados de valores empiezan a desarrollarse; cosa que no se veía en Bolivia en el pasado. Así que eso tiene un efecto que llama la atención. En el caso venezolano, a diferencia de los otros casos, la liquidez real no aumenta. El circulante no aumenta en toda la trayectoria, sino hasta el 2014”.
Según García Banchs a partir de allí en Venezuela comienza a desplomarse la liquidez ; cuya contracción la consideró la mayor de la historia del país y que implica que hay cada vez menos gente dispuesta a ahorrar en moneda local.
Incluso se permitió calificar a la caída de la liquidez real de “brutal”, y consideró que se debía; primero, a la caída el poder de compra de los salarios reales; segundo, a que también había caído la oferta de créditos; que la banca no presta como antes, y esto porque correría el riesgo de exponer su patrimonio; y aquí mostró la necesidad de proceder con un ajuste cambiario que logre desinflar la economía, convencer a los banqueros a que metan capital y un ajuste de las tasas de interés.
En otra lámina mostró el comportamiento del PIB de los nueve países sudamericanos, sin contar a Venezuela, cuyo promedio se sitúa en el entorno de 4%; con Perú ubicado en 5,5%, que sería el máximo y el más sostenido de todos; mientras que Venezuela exhibe un 1,7%; agregó que iguales cifras arroja el comportamiento de la productividad, resaltando nuevo los logros de Perú y seguido de Bolivia.
Entre tanto, Venezuela lo que exhibió fue un estancamiento de la productividad. Lo mismo sucede con el salario real que crece en todas estas economías aunque aquí aceptó que era más que por el aumento de la productividad, por la sobrevaluación del tipo de cambio real, por haber hecho uso de la renta de los commodities para darle un poder de compra artificial a los salarios.
“Por consiguiente, se sobrevalúa el tipo de cambio oficial. Los precios de las mercancías quedan divorciados de ese tipo de cambio oficial. Es la única forma que explica el desplome del poder de compra del salario real en Venezuela; después de la mayor bonanza petrolera de nuestra historia.
Claramente, aquí que estamos viendo es que hay problema de mafias: alguien se quedó con esa renta”.
Agregó que el dólar negro se mantuvo bajo hasta octubre de 2012 cuando una mafia tomó el control político e institucional del país. “Secuestraron los dólares, y le dijeron a los empresarios del sector privado que no les iban a dar dólares sino dolores. Dicho y hecho: secuestraron la oferta de divisas”.
Añadió García Banchs que desde entonces el dólar negro se divorcia de lo que sería el tipo de cambio de unificación; de modo que se produce una brecha, y por esta vía llegó a la conclusión de que aquí no existe un control de cambio sino un “buró” que se reparte los dólares a diez bolívares para hacerse millonario a costa de 31 millones de personas.
Reiteró el tema del porcentaje de venezolanos que hoy en día come de la basura, y se preguntó que cuán sostenible es esta situación.
Al referirse al tipo de cambio real de unificación, estimó que el mismo pudiera ubicarse en el entorno de los 800 bolívares; de modo que en la medida en que el dólar negro se divorcia de este tipo de cambio real, hay más hambre y menos ventas, e incluso admitió que hoy en día que las empresas no están vendiendo como antes y que las ventas se han desplomado en un 70%.
“En julio de 2015 el dólar negro cerró con 678 bolívares por dólar, y eso compraba en bienes y servicios lo que hoy compran 16 mil bolívares. Ese es el momento en que más caro estuvo el dólar en Venezuela. Por tanto, la contracción del poder de compra del dólar ha sido de 83%. El que acumuló dólares en ese entonces, hoy tiene más bolívares; es verdad, pero es más pobre: hoy compra 83% menos”.
Hizo ver que el que apostó a los bolívares generó ganancia; y que el que se endeudó en bolívares para comprar dólares terminó pagando más de lo que tiene hoy en día como capital en términos de bolívares representado en dólares, tomando en cuenta que esos bolívares han perdido su poder de compra.
“A diez bolívares el dólar, la liquidez compra más de cincuenta años de la factura de exportación petrolera, a 2 mil 771 compra dos meses de la misma factura. Es decir, Pdvsa, sin que se queme un dólar de las reservas en dos meses recoge todos los bolívares creados en estos últimos tiempos”.
En ese sentido, García Banchs dedujo que el promedio histórico es de ocho meses, y que más o menos la tasa de cambio debía ser 800 bolívares. Recomendó el establecimiento de una unificación cambiaria en torno a esa tasa, con la eliminación de la Ley de Ilícitos Cambiarios, así como la Ley de Precios Justos; eliminación de la inamovilidad laboral; promulgar la Ley del BCV propuesta por la Asamblea Nacional; declarar la apertura de las fronteras, así como lo relativo a la permisología.
Por otra parte, recomendó acuerdos con el Fondo Monetario Internacional y otros organismos multilaterales; privatización de las empresas públicas y del “subsuelo”, y dijo que por aquí se comenzarían a resolver las cosas y esto porque los verdaderos dueños del subsuelo terminan siendo los políticos.
Concluyó señalando que el chavismo acabó con el populismo al convertirse el régimen de gobierno en mafias, y que el madurismo acabó con el chavismo al poner a la gente a comer de la basura.

via Dolar Today

Lea otras noticias en NotiCensura

¿Qué Opinas?