¡CALIENTES! RUNRUNES 03.08.2017

Por NotiCensura : jueves, agosto 03, 2017

ALTO

¿CONFIRMACIÓN?: 


Mugica



La confesión de la firma de las maquinas electorales abre serias dudas e interrogantes a los que han sido los procesos electorales desde que el chavismo acabó con la independencia de los poderes públicos. Si bien es cierto que con esta votación amañada groseramente se puso en evidencia -como lo decía ayer en la Asamblea Nacional el diputado Freddy Guevara- que “el régimen creyó que sus propios candidatos eran bolsas”. Desde que se anunció la posición de la empresa se ahondaron los cuestionamientos entre los miembros del PSUV y el Polo Patriótico en torno a la votación entubada hacia los apoyados por la alta dirigencia gubernamental. Así como Maduro quería a Jaua, a Cilia o a Delcy como sus candidatos para presidir el írrito cónclave surgieron otros nombres que estaban ya nombrados, escogidos y seleccionados para que determinado grupo tuviera la mayoría. Por eso la resistencia roja a celebrar elecciones. Por eso la negativa de las cuatro vestales, incursas en corrupción electoral, a celebrar el constitucional referendo revocatorio. Por eso las trabas para consignar las firmas. En fin, por eso la obsesión de Maduro de seguir en el poder con el solícito compromiso de esa pandilla. Responsables serán, al no haber permitido el ejercicio democrático en paz y como lo estipula la Ley, de la convulsión del país con descarada represión y crímenes de lesa humanidad. Su adulancia al millonario poder fue motor de estas violaciones tipificadas en la actual Constitución de 1999. Delitos al patrimonio público. Delitos contra la Corrupción tipificados en esa Carta Magna (la que quieren “editar”) que son imprescriptibles al quedar demostrado el agavillamiento, el concierto o la asociación para delinquir contra la voluntad de la gente usando el tesoro nacional con ese propósito. En cualquier momento, en cualquier país, en cualquier año, en una década o más allá, podrán toparse con los ganchos de la ley pues sus marramuncias no tienen vencimiento.

MEDIO

¿BAYONETAS?: 

El más grave peligro con el ilegal e inconstitucional llamado a montar una asamblea constituyente es el que al violar una vez más -y claramente con trampa- el “hilo constitucional de Venezuela” cualquier uniformado que quiera levantarse contra el gobierno de Maduro tendría como excusa la recuperación de la democracia. El nerviosismo reinante en el alto gobierno, en todas sus instancias, se multiplicó con el reconocimiento de fraude en la votación no solo por Rondón, el único Rector que no es miembro del PSUV, sino por la bomba explotada por Smarmatic que confirma lo que todos sabíamos desde antes de las elecciones del régimen. La repetitiva consigna de los hermanitos Rodríguez -por cierto, muy responsables ambos de las contrataciones con la firma montada por el fallecido Alfredo Anzola y el actual presidente global de la firma Antonio Mugica- de que “el chavismo recuperó su votación histórica” se viene abajo con la confesión del propio Mugica. Éste habla solamente de un millón de votos dudosos quizás no queriendo perjudicar, mucho más, a su primer y más importante cliente, el CNE venezolano, que lo catapultó al estrellato electoral en el mundo. Además, queriendo dejar algo más limpio su nombre que el del PSUV y el tramposo régimen -confeso dictatorial- de Nicolás Maduro. Teniendo ya montado todo su tinglado en Venezuela sabe que para cualquier apuro electoral habrá que contar con sus máquinas y software. Por eso esa cifra que seguro está calculada para que de al menos siquiera un voto más al PSUV que a la MUD, como si el país estuviera dividido en dos toletes iguales. Si acaso el 13% del padrón electoral sería rojo como se comprobó el domingo. Recordemos que lo contado son votos no son electores pues podían votar varias veces, por sectores y territorio, y si promediamos al menos tres votos por cada uno llegan al 40% del padrón electoral empujados. Lo detallamos el martes en esta columna. Sin determinar cuánto es el porcentaje clientelar por su bolsa de comida CLAP que habían demorado su reparto en el último mes para llevarlos “hambrientos” hasta la mesa electoral …